Aprobadas medidas de seguridad para el uso de tablas de surf con motor en las playas

Esta práctica, denominada "Jetsurfing", acaba de llegar a España procedente de EE.UU.
Por mediatrader 2 de agosto de 2003

El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto que complementa la regulación de las motos náuticas y establece las medidas de seguridad para el uso de nuevos artefactos náuticos de recreo autopropulsados.

«Este decreto surge como consecuencia de la necesidad de incrementar las medidas de seguridad de los bañistas y usuarios de nuestras playas, ante la creciente y continua aparición de nuevos artefactos náuticos de recreo», señaló el Gobierno.

En este sentido, se destaca la reciente llegada a España, procedente de Estados Unidos, de la práctica del denominado «Jetsurfing» o «surf» sobre una tabla a motor, que puede realizarse en el mar cuando no hay grandes olas.

Esta tabla tiene una longitud aproximada de 2,50 metros, con un peso de 70 kilos y puede alcanzar una velocidad de 80 km/h., con una autonomía de hora y media.

El objetivo de este nuevo decreto, según el Ejecutivo, es garantizar la seguridad de los bañistas dada la velocidad considerable que adquieren esos aparatos náuticos, utilizados en las proximidades del litoral y zonas de baño, pero también la seguridad de los propios usuarios.

El decreto será aplicable «a todos los artefactos náuticos, distintos de las motos náuticas, que estén provistos de motor y puedan, en razón de su potencia, superar los diez nudos de velocidad. Deberán contar con un seguro de responsabilidad civil y, en el caso de los dedicados a alquiler, con un seguro de accidentes».

Además, será obligatorio que los usuarios de estos aparatos lleven chalecos de seguridad, cascos, gafas protectoras y estará prohibido su manejo en zonas de baño o recintos portuarios. La edad mínima para su utilización será de 18 años ó 16, si se cuenta con la debida autorización paterna.