Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Atención sanitaria

Generalizar la atención urológica

Una atención urológica temprana y coordinada ayudaría a prevenir daños irreversibles en el tracto urinario

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 9 mayo de 2007

La Asociación Española de Urología (AEU) y todas las sociedades científicas españolas con competencia en atención primaria de salud (SEMERGEN, semFYC y SEMG) inauguran un programa conjunto para combatir los problemas de salud urológica más prevalentes del país. La incontinencia urinaria, la hiperplasia benigna de próstata, la disfunción eréctil y la infección de orina encabezan las patologías urológicas más frecuentes y sólo un correcto diagnóstico facilita el tratamiento y la derivación oportuna del paciente para una rápida solución.

«La colaboración conjunta en el entorno sanitario entre la atención primaria y la atención especializada resulta fundamental; no obstante, resulta preocupante la falta de coordinación que surge a veces entre ambas partes, sobre todo en el área de la urología, lo que se traduce en un servicio deficiente por parte de ambos niveles asistenciales». Así se postulaba Jesús Castiñeiras, presidente de la Asociación Española de Urología (AEU), en la presentación oficial en Barcelona de un programa de actualización práctica sobre patología urológica en atención primaria, bautizado con las siglas ACTUR.

Se trata de la primera vez que la AEU y las tres sociedades científicas españolas de atención primaria (SEMERGEN, semFYC y SEMG) unen sus fuerzas, bajo el apoyo logístico de la industria farmacéutica (GSK), con el propósito de formar a médicos de familia en la vigilancia y control de las patologías urológicas.

Intervención necesaria

La fuerza de esta unión corporativa viene justificada por datos epidemiológicos. Entre el 25 y el 30% de las mujeres presenta en algún momento de su vida uno o varios episodios de incontinencia urinaria que hacen necesaria la intervención del médico. Sin embargo, la incidencia exacta de esta enfermedad es difícil de calcular debido a que muchas pacientes se resignan a su padecimiento y no lo acuden a la consulta médica por mera vergüenza.

Por otro lado, la prevalencia de la hiperplasia benigna de próstata (HBP) aumenta en España con cada década de vida, y las muestras histológicas confirman que afecta ya a la mitad de los varones entre 51 a 60 años, al 79% de los de 71 a 80 años y al 85% de los de más de 80 años. La HBP es un agrandamiento no canceroso de la glándula prostática que suele darse en los hombres a medida que ingresan en la edad madura. No reviste gravedad, pero complica sensiblemente la calidad de vida.

No menos amenazante para la calidad de vida resulta la disfunción eréctil, la incapacidad evidente de lograr y/o mantener una erección peneana lo suficientemente firme como para garantizar una relación sexual satisfactoria. Aunque se hace difícil calcular su incidencia, se sabe que es una situación muy frecuente. En mayor o menor grado se calcula que puede estar afectando a la mitad de los hombres entre los 40 y los 70 años.

La salud de los riñones

Se calcula que la disfunción eréctil puede estar afectando a la mitad de los hombres entre los 40 y los 70 años

La litiasis renal es una enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres y vejiga). Estos cálculos se forman a partir de sedimentos habituales en la orina que, por diferentes razones, se concentran y adquieren solidez para recomponerse en fragmentos de mayor o menor tamaño.

Otra complicación habitual es la infección de orina, sólo superada en casuística clínica por la respiratoria. Las mujeres se ven más frecuentemente afectadas por infecciones urinarias que los hombres, y se estima que una de cada cinco españolas va a padecer al menos una infección urinaria a lo largo de su vida. Datos estadísticos nacionales avalan que el 10% de las consultas de atención primaria se deben a este tipo de infecciones.

La presencia de sangre en la orina (hematuria) es otro tipo frecuente de consulta y puede estar motivada por problemas en el riñón o por enfermedades de las vías urinarias (uréteres, vejiga urinaria, uretra). Precisamente, una de las causas más frecuentes de hematuria es la infección urinaria, o cistitis, que de nuevo es muy frecuente en mujeres, sobre todo durante el embarazo.

Por último, uno de los problemas urológicos que mejor expresan la necesidad de una coordinación entre la atención primaria y la especializada es la aparición de tumoraciones en el escroto, que pueden ser consecuencia de cuadros clínicos tan diversos como hernia, hidrocele, torsión testicular o presencia de tumor testicular. Sólo un correcto diagnóstico facilitará el tratamiento oportuno y la oportuna derivación del paciente al hospital para una rápida solución del cuadro clínico.

Todos de acuerdo

«El papel de la atención primaria en la prevención y despistaje de la patología urológica es vital de cara a garantizar su detección precoz y la continuidad de los cuidados en el nivel hospitalario», sostiene Julio Zarco, presidente de la SEMERGEN, para quien el proyecto consensuado tiene el valor añadido de «facilitar el conocimiento mutuo de ambos niveles asistenciales».

Por su parte, Carmen Moliner, vicepresidenta de semFYC, subraya los dos problemas fundamentales que deben afrontar los médicos del primer nivel asistencial ante pacientes con enfermedades urológicas y que «son las mismas que para el resto de especialidades: la falta de acceso a las pruebas diagnósticas o complementarias y la escasa existencia de protocolos».

José Manuel Solla, presidente de SEMG, asume que el acuerdo «es de gran interés para los médicos de familia, puesto que unifica los criterios de abordaje de las patologías urológicas más prevalentes en atención primaria en colaboración con el nivel especializado, poniendo a nuestra disposición un material idóneo para la labor diaria».

ACTUR

El programa ACTUR (ACTualización práctica de patología URológica en atención primaria) tiene por objeto facilitar al médico de familia una actividad formativa sobre los problemas clínicos urológicos más prevalentes en atención primaria, toda vez que proporcionarle una actualización terapéutica, ayudando a realizar un diagnóstico diferencial de los síntomas urológicos e incorporar los avances diagnósticos y terapéuticos más recientes.

«Se trata de un proyecto de carácter didáctico, práctico e interactivo, dirigido a la formación continuada en el área de urología de los médicos de atención primaria, a fin de ofrecerles una actualización en cuanto al tratamiento de aquellas patologías urológicas que puedan abordarse en los centros de salud, sin necesidad de ser exclusivamente evaluadas desde la urología especializada», explica Castiñeiras.

La incontinencia urinaria, la patología prostática, la hematuria, la patología escrotal, la disfunción eréctil, la litiasis renal y las infecciones urinarias son algunos de los temas que se recogen en el programa y que se abordarán en distintas reuniones que se llevarán a cabo por diferentes localidades de la geografía española durante el 2007.

La actividad formativa será elaborada e impartida por médicos de familia y urólogos pertenecientes a las sociedades participantes en este programa (AEU, SEMERGEN, semFYC y SEMG), solicitándose la acreditación del mismo a la Comisión de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud y al Sistema de Acreditación en Atención Primaria.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto