Descubren una proteína que impide la diseminación de infecciones en el organismo

La proteína NFAT5 controla a los macrófagos frente a agentes infecciosos
Por mediatrader 14 de mayo de 2012

Un estudio en el que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto que la ausencia de la proteína NFAT5 produce la expansión de infecciones en el organismo. Según explica el organismo público de investigación, el trabajo revela que esta proteína controla a los macrófagos frente a agentes infecciosos.

Los macrófagos son células del sistema inmunitario que actúan como primera barrera de defensa frente a parásitos infecciosos. La investigación ha descubierto que, cuando los macrófagos detectan un patógeno, la proteína NFAT5 es la responsable de activar y regular su acción. Análisis in?vivo han revelado que, «en ausencia de NFAT5, una infección local de leishmaniasis es capaz de expandirse por todo el organismo», señala el CSIC.

«NFAT5 consigue que la destrucción del parásito por parte de los macrófagos sea eficaz, organizada y provoque el menor número de daños», explicó la investigadora del Centro de Biología Molecular «Severo Ochoa» (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid) Margarita del Val.

Su acción, además, está involucrada en la producción de óxido nítrico. La investigadora en la Universidad Pompeu Fabra Cristina López-Rodríguez, que ha dirigido el trabajo, describe este compuesto como «una de las armas clave de los macrófagos». Además, la proteína les permite el envío de unas señales, llamadas interleuquinas, que activan a otras células del sistema inmunitario. Según Del Val, «el siguiente paso sería profundizar en su mecanismo de regulación para aplicarlo en lucha contra otros agentes infecciosos». El trabajo, publicado en la revista «The Journal of Experimental Medicine», ha contado con la colaboración de investigadores del Instituto de Salud Carlos III de Madrid.