Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El 18% de la población infantil española sufre dermatitis atópica

Los farmacéuticos han lanzado un decálogo de consejos para los que padecen esta enfermedad crónica

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 28 mayo de 2009
dermatitis atópica es una afección de la piel cuya incidencia en la población infantil ha ido en aumento en los últimos años. En España afecta en la actualidad al 18% de los niños, según informó el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, que ha lanzado un decálogo de consejos con motivo del Día de la Dermatitis Atópica, que se celebró ayer. Esta publicación ha sido distribuida a todos los farmacéuticos para que asesoren a la sociedad sobre esta patología.

En el lactante suele comenzar entre el cuarto y el sexto mes de vida, y es relativamente frecuente su desaparición de manera espontánea entre los tres y los cinco años. En niños mayores, la dermatitis aparece generalmente entre los tres y seis años.

En los adultos puede presentarse como un cuadro eccematoso alrededor de los 20 años, o bien ser una continuación de una dermatitis iniciada en la infancia -a pesar de que se resuelve hasta en el 50% de los casos al llegar a la adolescencia- y supone un importante problema sociosanitario.

Consejos sanitarios

Algunas de las medidas recogidas en el decálogo que deben tener en cuenta las personas con dermatitis atópica, o sus cuidadores, son evitar factores que puedan desencadenar un brote, como temperatura excesiva, humedad escasa o contacto con ciertos tejidos, como lana o seda.

La exposición de las zonas dañadas al sol puede resultar beneficiosa, siempre y cuando el paciente no esté siendo tratado con antihistamínicos, orales o tópicos, u otros medicamentos fotosensibilizantes, y con las adecuadas medidas de fotoprotección. Otra de las recomendaciones en los niños pequeños es cortarles las uñas para evitar que se lesionen la piel al rascarse.

Son recomendables también los baños con agua templada, durante unos 20 minutos, con un jabón de pH ligeramente ácido, y sin agentes irritantes. Tras el baño, se debe secar la piel sin frotar, con la ayuda de una toalla suave, y se aplicará una crema emoliente, siendo especialmente recomendables las que contienen en su composición ácidos grasos omega.

Respecto a la alimentación, los especialistas dicen que algunos productos como las fresas, marisco o las bebidas estimulantes pueden favorecer el prurito. No obstante, señalan que sólo se evitarán estos alimentos en el caso de que se compruebe que su consumo empeora los síntomas de la enfermedad.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto