Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Prevención y hábitos de vida

Manchas blancas en las piernas

A partir de los 40 años y cuando la piel está bronceada, pueden surgir unas pequeñas manchas de color blanquecino en las zonas expuestas al sol

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 20 agosto de 2014
Img manchas piernas1 hd Imagen: Fiona Shaw

Con el bronceado característico del verano, muchas personas se sorprenden de la aparición de pequeñas manchas o motas de color porcelana, sobre todo en la cara anterior de las piernas y en los antebrazos. No revisten gravedad aunque tienen un efecto estético importante, lo que provoca numerosas consultas al dermatólogo. Si bien se desconoce cuál es su causa, muchos especialistas están de acuerdo de que esta afección llamada hipomelanosis guttata idiopática es el efecto visible en la piel del paso de los años. Este artículo describe qué son estas manchas blancas, cómo prevenirlas y qué tratamientos hay disponibles en la actualidad.

Las manchas blancas en la piel es un trastorno común de la piel que se manifiesta en la mitad de las personas mayores de 40 años, en individuos muy expuestos al sol durante su vida, sobre todo mujeres. Y aunque antiestéticas, no comprometen la salud. Su localización más habitual es en las piernas y no son más que otra señal del envejecimiento de la piel.

Esta afección que no revierte ningún tipo de gravedad se denomina en el lenguaje médico hipomelanosis guttata idiopática, un color disminuido de la piel, en forma de gotas y, tal como indica el propio término, de causa desconocida. Estas pequeñas manchas de color porcelana o de un color más claro que el de la piel de alrededor tienen un diámetro de 2 a 6 milímetros y con bordes muy bien delimitados. Se extienden por las extremidades (piernas y antebrazos), pero no por el rostro. No presentan síntomas -no duelen, ni pican- y progresan con los años.

Afectan por igual a todos los grupos étnicos y a distintas clases de piel, aunque, en quienes tienen la piel de un tono más oscuro se hacen más visibles. Una vez hacen acto de presencia, ni aumentan de tamaño ni se unen unas a las otras, y si no se tratan, permanecen para siempre.

¿Por qué aparecen manchas blancas en las piernas?

Se sospecha también que podría ser una consecuencia del daño provocado por la sobreexposición solar

Los especialistas en dermatología creen que con el paso de los años la piel pierde su pigmentación, debido a una disminución gradual de los melanocitos, las células especializadas en la producción de melanina, que es la responsable de la coloración de la piel, los ojos y el pelo y que tiene como principal función bloquear los rayos ultravioleta del sol. Así, igual que el pelo pierde su pigmento y se vuelve gris o blanco, a la piel le sucedería lo mismo.

También se sospecha que podría ser una consecuencia del daño provocado por la sobreexposición solar o un trastorno relacionado con la queratosis seborreica, una forma benigna de un tumor cutáneo cuya causa también se desconoce. Lo que sí parece ser seguro es que la hipomelanosis guttata idiopática no está provocada por ningún trauma, ni infección, ni tampoco se relaciona con un riesgo aumentado de sufrir cáncer de piel.

Hipomelanosis guttata idiopática: prevención y tratamiento

Ante la aparición de estas manchas, lo mejor es consultar con el médico o dermatólogo para que haga el diagnóstico diferencial de otras enfermedades dermatológicas como el vitíligo, la pitiriasis alba o la tiña versicolor.

Una medida de prevención habitual es el uso de fotoprotector solar, más aún cuando las manchas ya han hecho acto de presencia: si se evita el bronceado intenso, las pequeñas manchas blanquecinas no quedarán tan contrastadas.

Aunque muchos especialistas están convencidos de que no es necesario aplicar ningún tratamiento, para algunos afectados estas manchas tan visibles en la piel tienen repercusiones psicológicas importantes que terminan por alterar su calidad de vida. Hay disponibles distintos tratamientos para esta afección, pero ninguno de ellos se ha demostrado por completo eficaz. De entre las diferentes terapias sugeridas, la dermoabrasión superficial practicada en la zona despigmentada parece que reporta mejores resultados, aunque también se utilizan algunas cremas ricas en retinoides o la aplicación de esteroides tópicos.

El vitíligo

Una enfermedad que por la pérdida de color de la piel formando parches blancos podría confundirse con hipomelanosis guttata idiopática es el vitíligo. Esta dolencia de la piel sucede cuando hay una destrucción de los melanocitos (las células que aportan el color de la piel mueren).

La comunidad científica señala que podría estar relacionada con una enfermedad inmunológica y que el propio organismo destruiría estas células, con una alteración genética (puede surgir entre miembros de la misma familia) o con algún tipo de estrés, sea cutáneo o emocional. Sin embargo, todavía no hay suficiente evidencia científica que apoye algunas de estas afirmaciones.

El vitíligo puede aparecer a cualquier edad en la cara, codos, rodillas, manos, pies y genitales, alrededor de la boca, en axilas y zona inguinal, los ojos y los orificios de la nariz. Puede surgir de manera repentina o gradual, en forma de parches irregulares con el borde más oscuro y también se hace más visible en personas con piel oscura.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones