Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El 20% de la población española está protegida de la hipertensión gracias a una mutación genética

La capacidad inusual de dilatación de sus vasos sanguíneos podría tener que ver con la dieta mediterránea, según científicos de la Universidad Pompeu i Fabra

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 6 abril de 2004

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las venas y arterias durante su discurrir por el cuerpo humano. Algunos de los problemas de salud más acuciantes de la sociedad actual se desencadenan o se acentúan cuando esa presión alcanza límites demasiado elevados. A causa de la hipertensión se dispara, por ejemplo, el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, entre las que destaca por su gravedad el infarto, tanto cardiaco como cerebral.

Los científicos catalanes han descubierto que el 20% de la población española disfruta de una mutación genética que favorece la regulación del tono vascular de sus arterias. En otras palabras, que sus vasos sanguíneos cuentan con una inusual capacidad de dilatarse más de lo normal. Como consecuencia, para todos ellos es mucho menor la posibilidad de que el colesterol, que es la grasa acumulada por el organismo, cierre o obstruya el paso de sangre por sus arterias.

La explicación científica dada por el doctor Miguel Valverde, perteneciente a la Unidad de Señalización Celular de la Pompeu i Fabra, es que en el interior de las células de las paredes arteriales suele darse un proceso de intercambio de dos minerales, que son el potasio y el calcio, que determinan que los vasos estén dilatados o contraídos. La mutación genética hallada en este grupo de ciudadanos influye justo en el momento en que se da esa transformación y, como consecuencia, afecta al funcionamiento de la presión arterial.

Más en las mujeres

Un dato que revela la importancia de este descubrimiento es el referido a la incidencia de la hipertensión. Los niveles de presión arterial -lo que se conoce comúnmente como la tensión alta y la baja- son demasiado elevados para un tercio de la población adulta. Sin embargo, este problema tan extendido afecta sólo al 3% de los ciudadanos en los que se detectó esta anomalía. Curiosamente, la mutación está más extendida entre las mujeres que entre los hombres, aunque la enfermedad castiga por igual a unos y a otras.

Los resultados de la investigación se basan en datos obtenidos de las 4.000 personas que participan en un estudio en Gerona sobre la flexibilidad de las paredes arteriales. Los científicos se han propuesto ahora diseñar un dispositivo, algo así como un "biochip", que permita individualizar la medicación de cada enfermo, en función de su riesgo cardiovascular.

La investigación dirigida por Miguel Valverde pretendía determinar hasta qué punto influye el calcio del interior de las células en la contracción de los músculos de las arterias. Los estudios realizados han demostrado que el músculo arterial se contrae cuando aumenta la presencia de calcio intracelular; y ocurre el efecto contrario, que la arteria se relaja -y por tanto se favorece el flujo sanguíneo- cuando la presencia de este mineral es menor.

"Esto significa que las personas que manejan mejor el calcio a nivel de la membrana celular, regulan mejor su tensión arterial porque el calcio es el elemento que hace que se retraiga y contraiga el músculo vascular, que es la arteria. Aunque esta función -aclara el especialista- está también relacionada con el potasio". De hecho, la protección frente a la hipertensión de produce porque "la mutación del sistema hace que aumente la presencia de iones de potasio".

Sedentarismo y estrés

Los expertos atribuyen la actual "epidemia" de hipertensión al sedentarismo y al estrés diario. No obstante, existen medios para conseguir bajar los niveles de presión arterial. Evitar el sedentarismo mediante la práctica de ejercicio diario y mantenerse en un peso adecuado a la estatura de cada uno ayudan a conseguirlo. España presenta las cifras más bajas de hipertensión en Occidente, pero los expertos creen que sólo con eso no basta.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto