El 39% de las carreteras españolas presenta una siniestralidad baja o muy baja, según un estudio

Los automovilistas consideran necesario aumentar los esfuerzos para mejorar la red vial
Por mediatrader 19 de septiembre de 2003

El 39% de las carreteras españolas presenta una tasa de siniestralidad baja o muy baja, el 32% un grado intermedio y el 29% un nivel alto o muy alto, según el estudio EuroRAP, programa en el que participan 14 clubes de automovilistas europeos y que en España está coordinado por el Real Automóvil Club (RACE).

Este estudio, presentado ayer, ha analizado 21.398 kilómetros de carreteras de la Red de Interés General del Estado, divididos en 1.182 tramos de similares características y correspondientes a tres tipos de vías: autopistas y autovías de tercera generación, resto de autovías y vías rápidas y, por último, resto de carreteras convencionales.

En las autopistas y autovías de tercera generación, sólo el 3% de los tramos analizados presenta una tasa de siniestralidad alta o muy alta, frente a un 65% con un nivel bajo o muy bajo. No obstante, cuando se produce un accidente, suele tener mayor gravedad en estas vías, ya que la velocidad a la que se circula por ellas es superior al resto (131 kilómetros por hora de media).

En el resto de autovías y vías rápidas incluidas en el estudio, el 13% registra un nivel de siniestralidad alto o muy alto, frente a un 45% con tasa baja o muy baja. Por su parte, el índice de siniestralidad es alto o muy alto para el 41% de las carreteras convencionales, en las que sólo al 29% corresponde un nivel de siniestralidad bajo o muy bajo.

El objetivo de este informe, según el Departamento de Seguridad Vial del RACE, no es valorar la actuación de una administración concreta, sino dirigir la atención hacia las carreteras con mayor siniestralidad y averiguar las causas subyacentes.

En cualquier caso, la institución considera necesario que se incrementen los esfuerzos para mejorar las carreteras españolas y que los conductores extremen las precauciones cuando circulen por ellas.

Por último, el RACE advierte de que si las medidas de mejora de la seguridad vial se mantienen al ritmo actual, «España estará muy lejos de reducir el número de accidentes mortales al 50% en 2010, acorde con las exigencias del Libro Blanco de la UE».