Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El 43,5% de los fármacos autorizados por la Agencia Española del Medicamento en 2000 no aportaron ventajas

Según un estudio del Servicio Navarro de Salud, no supusieron una mejora terapéutica con respecto a los ya disponibles

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 4 abril de 2002
Cerca de la mitad de los nuevos fármacos autorizados por la Agencia Española del Medicamento (AEM) en el año 2000 no aportaron ninguna ventaja significativa con respecto a otros fármacos alternativos ya disponibles en el mercado, según un estudio del Servicio Navarro de Salud.

De un total de 23 nuevos principios activos que se aprobaron en España ese año, 10 fueron clasificados por el Servicio Navarro con "nula o muy pequeña mejora terapéutica", lo que representa el 43,5% del total de las nuevas entidades farmacológicas.

En este apartado el informe incluye los medicamentos que, pese a no estar relacionados estructuralmente con ningún fármaco existente, no supusieron ventajas significativas respecto a otros alternativos en la enfermedad para la que están indicados.

Solamente tres productos, el 13% del total, fueron considerados como una "novedad terapéutica excepcional" porque suponen un tratamiento o diagnóstico eficaz para una enfermedad que no podría ser tratada o diagnosticada adecuadamente hasta entonces. Otros dos recibieron la calificación de novedad (el 8,6%) y cinco (el 21,7%) no se clasificaron al no contar con bibliografía suficiente o experiencia en su uso, dice el informe navarro.

Entre las especialidades farmacéuticas que no aportaron ninguna novedad está el Almográn (almotriptán), un antimigrañoso investigado y desarrollado en España que ha tenido un fuerte lanzamiento en todo el mundo.

Como especialidades con nulo uso terapéutico el estudio señala el Diotul (dosmalfato), indicado para tratar lesiones gastrointestinales producidas por tratamientos crónicos; Seroquel (quetiapina) se utiliza como terapia para la esquizofrenia; Azopt (brinzolamida), indicado para la reducción de la presión arterial ocular y glaucoma de ángulo abierto; Cetrotide (cetrorelix), para la prevención de la ovulación prematura; y Emadine (emedastina difumarato), para la sinusitis alérgica.

Completan la lista de productos de muy baja o nula novedad terapéutica: Aromasil (exemestano), indicado para tratar el cáncer de mama; Arava (leflunomida), para la artritis reumatoide activa; Ocacin (lomefloxacino) para infecciones superficiales del ojo; y Actonel (risedronato sódico), que previene y trata la osteoporosis postmenopáusicas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones