Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Centro de Investigación y Control de la Calidad cumple 35 años velando por la seguridad del consumidor

Las muestras analizadas, entre productos alimenticios e industriales, rondan las 7.000 cada año

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 16 noviembre de 2005
Ayer tuvo lugar en Madrid el acto conmemorativo del 35 aniversario de la creación del Centro de Investigación y Control de la Calidad (CICC), un complejo dependiente del Instituto Nacional del Consumo que se dedica a comprobar la seguridad y calidad de los productos existentes en el mercado y la veracidad de las informaciones que figuran en el etiquetado.

"Apostamos de manera decidida por reforzar la investigación en el ámbito del control de la calidad y la seguridad de los productos comerciales", aseguró la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, que presidió el acto. Salgado destacó en sus palabras la actividad que desarrolla el centro en la prevención del fraude, poniendo especial énfasis en la "I" de investigación que figura en su acrónimo.

Creado en 1970, el CICC es en la actualidad el laboratorio que mayor número de muestras recibe para el control del mercado, unas 7.000 al año, procedentes de los servicios de inspección de las comunidades autónomas o ayuntamientos y de puntos de control fronterizo. Las muestras recibidas en 2004 fueron 6.744, de las que 3.228 correspondieron a productos alimenticios (48%) y 3.516 a productos no alimenticios o industriales (52%).

Las administraciones competentes se valen de estos análisis para la adopción de medidas como la retirada del mercado de un producto cuyo uso se ha comprobado que puede entrañar riesgos, o a sancionar a un comerciante por incumplir la ley, a modificar una norma vigente o a lanzar una campaña informativa dirigida a los consumidores en general o a los empresarios en particular, informó ayer el Ministerio.

En lo que se refiere a los productos alimenticios analizados en 2004, el 63,92% se ajustaba a la normativa. En los casos de incumplimientos, el 60% se debió exclusivamente al etiquetado. En el 40% restante, los fallos detectados se refieren fundamentalmente a deficiencias de calidad.

Por su parte, el Centro de Investigación y Control de la Calidad es el laboratorio público que analiza más productos industriales -3.516 muestras en 2004-, entre los que se incluyen los artículos de uso infantil. Aproximadamente, la mitad de las muestras de productos industriales analizadas el año pasado resultaron correctas. El incumplimiento más frecuente fue también el etiquetado, única falta de conformidad en el 40% de las muestras incorrectas. En el resto de casos, se detectan deficiencias de seguridad.

Además, el CICC es el laboratorio de referencia para el análisis y control de los productos cosméticos: identifica los principios activos, la presencia de antioxidantes, contaminantes, etc., y hace un exhaustivo análisis microbiológico de todos los productos de higiene y uso personal (maquillajes, cremas, bronceadores, champús, tintes, perfumes, geles) para proteger la salud de los consumidores.

Asimismo, el CICC es el laboratorio de referencia del tabaco. En él se controlan, por convenio con la Dirección General de Salud Pública, los contenidos de nicotina, alquitrán y monóxido de carbono de los cigarrillos que, de acuerdo con la ley, deben aparecer en el etiquetado de las cajetillas, así como de otros componentes nocivos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones