Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

El Hospital La Fe de Valencia usa válvulas endobronquiales para tratar el enfisema pulmonar

Esta técnica alternativa a la cirugía reduce los riesgos de complicaciones y mejora la calidad de vida de los enfermos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 24 noviembre de 2009
El Servicio de Neumología del Hospital Universitario La Fe de Valencia ha empezado a utilizar de manera pionera en España válvulas endobronquiales, como procedimiento alternativo a la cirugía de reducción en pacientes afectados de enfisema pulmonar. La Generalitat Valenciana indicó que se ha intervenido a tres pacientes de momento mediante esta técnica, que reduce los riesgos de complicaciones y mejora la calidad de vida de los enfermos.

El enfisema pulmonar heterogéneo es una enfermedad crónica que se caracteriza por tener en un mismo pulmón zonas bullosas, junto con otras de tejido normal que es comprimido por estas bullas o ampollas, lo que ocasiona en los pacientes disnea, es decir, dificultad para respirar o sensación de falta de aire, y por lo tanto, baja tolerancia al ejercicio. El hospital valenciano dispone desde finales de 2008 de unas pequeñas válvulas que se colocan en los bronquios afectados por esta patología, de manera que se dificulta la entrada de aire en los mismos y se facilita la salida. Al disminuir el tamaño y la tensión de las bullas se descomprime el pulmón vecino, lo que alivia la fatiga.

Los principales beneficios de las válvulas residen en que evitan la cirugía y la consiguiente disminución del riesgo de complicaciones, indicaron los doctores Enrique Cases y José Luis Sanchis, de la Unidad de Técnicas Endoscópicas del Servicio de Neumología de la Fe. Este procedimiento cuenta con "extraordinarias ventajas" respecto a la cirugía convencional, pues es una intervención ambulatoria que se realiza con una sedación y anestesia local, de manera que es bien tolerado por el paciente, como cualquier broncoscopia flexible, detallaron los neumólogos.

Además, esta técnica permite una "clara mejoría de los síntomas", añadieron. No obstante, se trata de un procedimiento paliativo y, en ocasiones, sólo llega a retrasar la necesidad del trasplante pulmonar, precisaron los doctores.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones