Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Identificado un gen regulador clave en la obesidad, la enfermedad cardiaca y la diabetes

Se obtiene de este modo un posible candidato para futuros tratamientos para combatir estas enfermedades

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 17 mayo de 2011
Un gen vinculado a la diabetes tipo 2 y a los niveles de colesterol es, en realidad, un gen regulador clave que controla la conducta de otros genes localizados en la grasa del organismo, según el descubrimiento llevado a cabo por investigadores del Colegio Real de Londres y la Universidad de Oxford en Reino Unido. El trabajo se publica en la edición digital de la revista "Nature Genetics".

Si se tiene en cuenta que la grasa juega un papel clave en la susceptibilidad a las enfermedades metabólicas como la obesidad, la enfermedad cardiaca y la diabetes, el estudio sitúa a este gen regulador como un posible gen candidato para futuros tratamientos para combatir estas enfermedades. Se sabía ya que el gen KLF14 está vinculad a la diabetes tipo 2 y a los niveles de colesterol, pero hasta ahora se desconocía cómo hacía esto y el papel que tenía en el control de tres genes localizados más alejados en el genoma.

Los investigadores examinaron más de 20.000 genes en biopsias de grasa subcutánea de 800 mujeres gemelas voluntarias de Reino Unido. Descubrieron una asociación entre el gen KLF14 y los niveles de expresión de múltiples genes distantes descubiertos en el tejido graso, lo que significa que actúa como un interruptor clave para controlar estos genes. Esto se confirmó en una posterior muestra independiente de 600 biopsias de individuos islandeses. Estos otros genes descubiertos que son controlados por KLF14 están en realidad vinculados a una variedad de características metabólicas, como el índice de masa corporal (obesidad, colesterol, insulina y niveles de glucosa), lo que subraya la interconexión de los rasgos metabólicos.

El gen KLF14 es especial porque su actividad se hereda de la madre. Cada persona hereda un conjunto de todos los genes de ambos padres. Pero en este caso, la copia de KLF14 del padre está desactivada, lo que significa que la copia de la madre es el gen activo, un proceso llamado impronta. Además, la capacidad de KLF14 de controlar otros genes dependía por entero de la copia de KLF14 heredada de la madre, la copia heredada del padre no tenía efecto.

"Éste es el primer gran estudio que muestra cómo pequeños cambios en un regulador clave pueden causar una cascada de otros efectos metabólicos en otros genes. Esto tiene un gran potencial terapéutico en particular y mediante el estudio de poblaciones grandes específicas como las de gemelos esperamos encontrar más de estos reguladores", explicó Tim Spector, director del proyecto. Los autores señalan que KLF14 parece actuar como un controlador maestro de los procesos que conectan los cambios en la conducta de la grasa subcutánea ante alteraciones en los músculos y el hígado que contribuyen a la diabetes y a otros trastornos. "Trabajamos duro ahora que conocemos estos procesos y cómo podemos utilizar esta información para mejorar el tratamiento de estos trastornos", concluyó Mark McCarthy, coautor del trabajo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones