Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Identifican 39 proteínas implicadas en el proceso de infarto cerebral

Por primera vez se describen en el ser humano proteínas implicadas en el desarrollo del ictus

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 21 diciembre de 2010
Científicos del Grupo de Investigación Enfermedades Neurovasculares del Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR) han identificado 39 proteínas implicadas en el proceso de infarto cerebral. Este trabajo se enmarca en la primera investigación con muestras humanas para detectar las variaciones que se originan en las proteínas.

El estudio, publicado en la revista "Journal of Neuropathology and Experimental Neurology", ha corroborado hallazgos previos en modelos animales, ha confirmado datos previsibles y ha suministrado información nueva que implica más retos para el futuro. Bajo la dirección Joan Montaner, esta investigación supone un punto de inflexión en la búsqueda de proteínas implicadas en el infarto cerebral ya que, por primera vez, se describen en el ser humano. Todos los estudios previos que han identificado proteínas expresadas de forma diferencial en tejido cerebral infartado comparado con tejido sano se habían realizado sobre modelos animales.

La investigación, realizada en colaboración con el laboratorio de proteómica del VHIR, ha analizado las muestras con técnicas masivas sobre todo el mapa de proteínas presente en un infarto cerebral. Este mapa de proteínas, realizado con una técnica que las hace aparecer marcadas con fluorescencia, permite ver y comparar las modificaciones de expresión de las proteínas presentes en tejido infartado de manera contrastada con las que se encuentran en muestras sanas y, de este modo, se puede saber qué pasa después de sufrir un ictus.

Gracias a los resultados del estudio se ha podido establecer una lista de 39 proteínas que podrían resultar potenciales marcadores para el diagnóstico, el tratamiento terapéutico o que permitirían predecir la evolución de la enfermedad. "Los hallazgos que hemos obtenido son importantes porque en gran parte nos confirman, en muestras humanas, lo que ya habíamos descubierto nosotros mismos u otros grupos de investigación en modelos animales", señaló Montaner, del grupo de Investigación Enfermedades Neurovasculares del VHIR. El siguiente paso es establecer cuáles de estas proteínas realmente pueden convertirse en marcadores y, un paso más allá, convertirse en marcadores que se puedan hallar en una analítica de sangre.

Un infarto cerebral es una alteración de la circulación de la sangre en el cerebro que impide que ésta llegue a una parte del mismo, lo que causa la muerte de las células cerebrales. Cada ictus es diferente y las personas que lo padecen tienen diferentes síntomas según la zona y el volumen del cerebro afectado y del estado de salud previo. El ictus causa la muerte a 5,7 millones de personas cada año en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En España es la primera causa de muerte en mujeres y también lo es en Cataluña, donde cada año se producen más de 13.000 ingresos hospitalarios por esta enfermedad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones