Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Investigación médica

Contrarreloj en el cáncer de pulmón

Investigadores del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona diseñan un método diagnóstico bioquímico que ayuda a detectar el cáncer de pulmón

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 13 diciembre de 2006

Detectar precozmente el cáncer de pulmón es uno de los retos pendientes de la medicina. Los síntomas son inespecíficos y ello significa que únicamente son válidos los métodos bioquímicos y de diagnóstico por la imagen. Ahora investigadores del Servicio de Bioquímica Clínica y de Pneumología del Hospital Universitario Germans Trias y Pujol de Badalona, en Barcelona, han diseñado un método de detección precoz del cáncer de pulmón más accesible y menos agresivo. Su ventaja radica en que puede ser útil antes de que las lesiones sean invasivas y su curación más difícil

El nuevo sistema para la detección del cáncer de pulmón se basa en un método analítico que trabaja con las sustancias halladas en la respiración de la población con más riesgo de sufrir cáncer de pulmón. «El colectivo más común en nuestro ámbito de trabajo son los casos de fumadores de más de 15 años de evolución, ya que en un 80% de los carcinomas broncogénicos [no microcítico o de células no pequeñas] están directamente relacionados con el humo del tabaco», explica José María Hernández, responsable del método investigado y que ha contado con una beca de Colegio de Farmacéuticos de Barcelona.

El aparato diseñado recoge el aire expirado del paciente de manera que las sustancias disueltas quedan retenidas en un cartucho de carbón activo. Éste es desorbitado térmicamente y los compuestos en forma gaseosa son separados por cromatografía y analizados por espectrometría de masas que permite a la vez identificarlos y cuantificarlos. Según explica el investigador «este modelo presenta una sensibilidad del 82,6% y una especificidad del 92%», mientras que actualmente, con la llamada fibroscopia fluorescente, se detecta la lesión temprana del cáncer de pulmón, carcinoma in situ y lesiones displásicas del árbol traquibronquial con una sensibilidad y especificidad del 50%. Y además siendo una técnica agresiva.

El futuro de la investigación podría dirigirse al diseño de técnicas de laboratorio que detecten las proteínas específicas del tumor

En el grupo de riesgo con el que han trabajado los investigadores probando este nuevo sistema se pudo diferenciar entre un 50% de personas sanas y un 50% con posible cáncer, en los cuales los resultados de las pruebas exploratorias señalaban más hallazgos, que requerían seguimiento en su mayoría. Este método, si bien ofrece una expectativa real en clínica, requiere todavía de nuevas fases de investigación con el fin de perfilar su indicación y consolidar sus aplicaciones en pruebas complementarias.

Ecobroncoscopio sectorial

Recientemente el Hospital Germans Trias ha instalado un ecobroncoscopio sectorial para el diagnóstico clínico de este tumor. Se trata de una herramienta que permite obtener de forma precisa una muestra por punción de los ganglios linfáticos que se encuentran entre los dos pulmones, en el espacio denominado mediastino.

El ecobroncoscopio es un aparato de última generación que combina la videoendoscopia tradicional con la ecografía, de forma que permite ver directamente la tráquea, los bronquios y sus ramificaciones y obtener imágenes ecográficas de las estructuras que se encuentran fuera de las paredes bronquiales, como los ganglios mediastínicos. Como en las broncoscopias tradicionales, la nueva técnica también permite poder extraer muestras mediante punción para poder ser analizadas.

Futuro bioquímico

El futuro de la investigación en este campo podría dirigirse al diseño de técnicas de laboratorio que posibiliten la detección de proteínas específicas del tumor. «Los sistemas de imagen son útiles, pero al tratarse de un cáncer localizado en los endotelios que revisten los bronquios e incluso en estructuras más internas se necesitan métodos bioquímicos más precisos», explica la investigadora.

El trabajo de este equipo del Germans Trias y Pujol de Badalona clarifica que sería deseable «poder identificar positivamente todos los sujetos que desarrollan cáncer mediante la detección de las lesiones preneoplásicas más precoces con el fin de aumentar las posibilidades de supervivencia».

CIFRAS CLAVE EN ESPAÑA

La incidencia del cáncer de pulmón en España es de 52 casos por cada 100.000 habitantes, según datos de la Asociación Española contra el cáncer(AECC).
Directamente relacionado con el tabaquismo, este cáncer se detecta en personas fumadoras y con el colectivo expuesto al humo tóxico del tabaco. Es el tumor más frecuente en los hombres. Debido a la incorporación más tardía de la mujer fumadora, España registra una tasa ligeramente inferior a la media europea que tiende al alza. Se calcula que cada día 55 personas son diagnosticadas. Además, el cáncer de pulmón es uno de los tumores con peor pronóstico, con una mortalidad anual de 18.000 personas en nuestro país, unos 16.000 hombres y unas 2.000 mujeres.

Esta enfermedad supone el 18,6 % de los fallecimientos por cáncer en España y, en varones, este porcentaje se incrementa llegando al 26,5% (uno de cada cuatro hombres que mueren por cáncer, lo hacen por cáncer de pulmón). La mayor parte de los casos de cáncer de pulmón no microcítico se diagnostican en estadios avanzados, cuando el tumor es inoperable o se ha extendido a otras partes del cuerpo.

La mortalidad en España, comparada con el resto del mundo, se puede considerar alta para el sexo masculino, solo superada por los países de Europa del Este. Como sucede con la incidencia, su tendencia es a estabilizarse desde mediados de los años 90. En el sexo femenino la mortalidad es de las más bajas del mundo, aunque igual que sucede con la incidencia, aumenta rápidamente desde los años 90. La edad media del fallecimiento por cáncer de pulmón en España es de 68 años entre los hombres y 66,6 entre las mujeres.

El cáncer de pulmón fue la causa de aproximadamente 1.200.000 muertes en todo el mundo en el año 2002, siendo la primera causa de muerte por cáncer entre los hombres y la segunda entre las mujeres, tras el cáncer de mama. Es la primera causa de muerte por cáncer en el sexo masculino, y la sexta en el femenino. En países como EEUU el cáncer pulmonar es la primera causa de mortalidad oncológica, por encima del cáncer de mama y resto de tumores ginecológicos combinados.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones