Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Investigación médica

Donaciones de órganos

La falta de información impide 400 donaciones y 1000 transplantes en un año

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 29 agosto de 2002

Negativa a los transplantes

Los motivos que llevan a los parientes a negarse a la donación de un órgano completan una lista con varios problemas. Según la coordinación de transplantes del Hospital General Universitario de Alicante, el principal motivo por parte de los parientes de un fallecido se basa en que éste se manifestó en vida en contra de los transplantes. Otras razones que aducen son los condicionantes personales de los parientes, o pequeñas venganzas por no haber sido tratados correctamente en el centro sanitario.

Para los coordinadores de transplantes resulta especialmente difícil explicar a una persona la muerte encefálica. Esta falta de comprensión por parte de los parientes les impide entender que la muerte cerebral corresponde al fin de la vida, pero que los órganos y los tejidos, debidamente oxigenados, pueden seguir funcionando en otra persona. Las negativas a las donaciones también están relacionadas con el propio desconocimiento de los deseos del fallecido. Este hecho acarrea una responsabilidad que los familiares no quieren asumir. Por último, también hay negativas basadas en motivos religiosos. Sin embargo, desde los centros de coordinación de transplantes se sabe y se pone en conocimiento de las familias que todas las religiones, excepto el budismo y el sintoísmo son favorables a la donación de órganos.

Para José Antonio García Romero, presidente de ALCER, muchas de las negativas en las donaciones se producen por la falta de información que la sociedad, en general, tiene de la donación. Para este transplantado de riñón, que está la espera de otra intervención, desde la administración sanitaria debería fomentarse la imagen positiva de la donación de órganos como una acción “que permite alargar la vida de muchos semejantes”. La información le parece la clave para disminuir el número de negativas anuales y considera que “a través de testimonios reales todo el mundo se sensibiliza respecto del problema. Pero en la sociedad occidental tememos hablar de la muerte y no prevemos acontecimientos funestos”. Esto hace que para todos los responsables y coordinadores de transplantes sea de vital importancia el que las personas “manifiesten en vida su deseo de ser donante. De este modo no habrá problemas en el momento de un fallecimiento súbito”. Pero para esta manifestación, según José Antonio García es importante que “se desarrollen campañas informativas”. El presidente de ALCER opina que también existen ciertos recelos a las donaciones y al posible “tráfico de órganos entre algunas personas y movidos por rumores procedentes de otros países. Esta es una evidencia que en países de dudosa honradez puede darse, pero en España, tanto la ONT, como los coordinadores de los centros realizan una labor transparente y limpia, por lo que nadie debe desconfiar del sistema de donaciones en España”.

El momento más duro: solicitud de donación

Para los responsables de los centros de coordinación de transplantes el momento más delicado es aquel en el que deben solicitar a los familiares la donación de órganos. Según los especialistas encargados de esta tarea en el Hospital General Universitario de Alicante, el principal objetivo de un coordinador es “reconfortar a los familiares y crear el equilibrio emocional necesario que favorezca la adopción de una decisión madura y razonada sobre la donación de los órganos”. Generalmente la petición de la donación se realiza tras una muerte súbita por lo que es importante “dispensar ayuda y alivio emocional”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones