Investigadores del CSIC identifican las señales que coordinan la formación del sistema nervioso periférico durante el desarrollo embrionario

El hallazgo permitirá explorar las bases moleculares de trastornos severos del desarrollo embrionario humano
Por mediatrader 13 de agosto de 2011

Científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han identificado las señales clave para la coordinación de la formación del sistema nervioso central y periférico durante el desarrollo embrionario. El estudio, publicado en ‘The Journal of Cell Biology’, «permitirá explorar las bases moleculares de trastornos severos del desarrollo embrionario humano», destacó el organismo público de investigación.

La comunicación y coordinación de tejidos y órganos vecinos y, en particular, entre el sistema nervioso periférico y el sistema nervioso central (representado por la médula espinal y el cerebro) son fundamentales, ya que permiten el establecimiento de estrechas relaciones funcionales tanto durante su formación como en el individuo adulto.

El trabajo, realizado por el grupo de Aixa Morales y Ruth Diez del Corral, ambas del Instituto Cajal del CSIC, ha demostrado cuáles son las señales moleculares que permiten el desarrollo coordinado y continuo de las células neurales de la médula espinal y las del sistema nervioso periférico durante el progresivo crecimiento del embrión. «Estas señales son el ácido retinoico (forma activa de la vitamina A) y el FGF (Fibroblast Growth Factor, en sus siglas en inglés) y controlan específicamente el momento correcto de la salida de las células de la cresta neural del tubo neural», explicó Morales.

Esta investigación permite conocer mejor los mecanismos moleculares que controlan el proceso de transición epitelio-mesénquima, que ocurre no solo durante el desarrollo sino también en procesos patológicos como la metástasis tumoral. «Por otro lado, este estudio permitirá explorar las bases moleculares de trastornos severos del desarrollo embrionario humano que cursan con fallos en la formación del sistema nervioso periférico como en el caso del megacolon aganglionar y otras neurocristopatías (enfermedades debidas a fallos en el desarrollo de la cresta neural)», destacaron las investigadoras del CSIC.