Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

La recuperación en lesiones de médula espinal se debe al desarrollo de nuevas fibras nerviosas

Este descubrimiento podría aplicarse para el tratamiento en pacientes humanos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 15 noviembre de 2010
La recuperación en las lesiones menos graves de médula espinal se debe al desarrollo de nuevas fibras nerviosas, según un estudio realizado en monos por investigadores de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) y publicado en la edición digital de la revista "Nature Neuroscience". Este descubrimiento podría allanar el camino a otros estudios en modelos de primate para desvelar los mecanismos que permiten el crecimiento de nervios tras las lesiones que podrían aplicarse a mejorar la recuperación en pacientes humanos.

Los autores explican que la parálisis después de lesiones graves de médula espinal es permanente, pero tras las lesiones más leves los pacientes a menudo experimentan una recuperación sustancial. Este estudio en monos sugiere que tal recuperación se debe a un potente crecimiento de nuevas fibras nerviosas en vez de a una regeneración de las conexiones originales dañadas.

Dirigidos por Mark Tuszynski, estos científicos cortaron el tracto corticoespinal derecho (TCD), una fibra nerviosa que se encuentra en la médula espinal que en primates es crucial para el movimiento voluntario del lado derecho, y detectaron que el funcionamiento de la mano y la pierna derechas en monos rhesus adultos comenzaba a recuperarse entre cuatro y ocho semanas después de la lesión. Los autores descubrieron en la autopsia un fuerte crecimiento de fibras nerviosas nuevas que se originaron en el TCD izquierdo no dañado, hasta cruzar la línea media de la médula espinal y formar nuevas conexiones con las neuronas motoras en la médula espinal derecha. Ello permitió la activación de las fibras musculares que se habían cortado del sistema nervioso por la lesión.

Este trabajo revela una importante diferencia entre las respuestas posteriores a las lesiones en monos y roedores, hasta ahora los modelos preferidos para la investigación de lesiones en la médula. Hasta el momento no se habían observado procesos de reparación similares de lesiones en el TCD en ratas o ratones. Los investigadores proponen la necesidad de más estudios en modelos de primates para desvelar los mecanismos que permiten el desarrollo nervioso tras las lesiones, con la esperanza de que aplicar tales conocimientos en la mejora de la recuperación de pacientes humanos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones