Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los franceses deberán consultar a su médico de referencia antes de acudir a un especialista

Quedan fuera de esta obligación las consultas a ginecólogos, oftalmólogos y psiquiatras

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 3 julio de 2005
El pasado viernes en vigor, entre interrogantes en los pacientes y las críticas del sindicato de médicos generalistas, entre otros, la normativa sobre el médico de referencia, una de las medidas estrella de la reforma de la Seguridad Social de Francia.

A partir del viernes, los pacientes tienen que consultar a su médico de referencia antes de a cualquier otro, so pena de verse penalizados en el reembolso por parte de la Seguridad Social gala. De los 48 millones de afiliados franceses mayores de 16 años, cerca de 20 millones ya han enviado a la Seguridad Social el formulario de designación de su médico de referencia, casi siempre un generalista. Este es quien decide si el paciente debe consultar o no a un especialista.

El plan pretende reducir los gastos de la Seguridad Social en Francia, que tuvo un déficit de 11.600 millones de euros el año pasado y que supuestamente debería alcanzar el equilibrio en 2007. Pero, según los expertos, es imposible por el momento evaluar qué ahorros se conseguirán con la normativa del médico de referencia.

Tan sólo escapan a la obligación del paso previo por el médico de referencia las consultas a los ginecólogos, los oftalmólogos y los psiquiatras. El ministro francés de Sanidad, Xavier Bertrand, advirtió hoy de que no tolerará que éstos últimos facturen más de lo establecido.

"La regla del juego son claras: son 27 euros, punto", dijo el ministro, al ser preguntado sobre la advertencia de un sindicato de ginecólogos de que sus especialistas pedirán a sus pacientes tarifas superiores. Los ginecólogos se consideran perjudicados en relación con otros especialistas, que ahora podrán cobrar más a los pacientes que no hayan pasado primero por su médico de referencia.

La disparidad de tarifas es uno de los puntos polémicos de la reforma, cuyos otros elementos principales -la nueva tarjeta de sanidad y el dossier médico personalizado informatizado- están programados para 2006 y 2007, respectivamente.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones