Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los malos hábitos de vida en los países desarrollados hacen aumentar los pacientes con cálculos renales, según fuentes médicas

Las causas más comunes son la mala alimentación y el sedentarismo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 7 agosto de 2006

El perfil del paciente con este problema es un varón de edad media, que vive en un país occidental y lleva una vida poco activa. En las mujeres son más comunes los cálculos renales de origen infeccioso porque están más expuestas a las infecciones de orina. Además, uno de cada dos pacientes que ha padecido cálculos renales vuelve a desarrollarlos transcurridos menos de cinco años. La cifra asciende al 70% al cabo de diez años.

"Hay que buscar el tratamiento específico para cada caso ya que cada litiasis es diferente", afirmó el doctor Juan Antonio López-García, coordinador del Grupo de Litiasis de la Asociación Española de Urología (AEU). Las manifestaciones clínicas más frecuentes de este trastorno son el dolor conocido como cólico nefrítico, la sangre en la orina y la infección. La dieta y el consumo de líquidos son factores que influyen directamente en la formación de piedras renales. Las personas que consumen poca cantidad de líquidos presentan mayor riesgo de desarrollar cálculos.

De esta forma, la ingesta de alimentos altos en proteínas de origen animal y las dietas ricas en sal y azúcares insaturados de absorción rápida favorecen la formación de cálculos renales. "Las dietas que predominan en los países con un elevado nivel de vida favorecen la aparición de litiasis porque tienen un alto contenido en proteínas", según el coordinador del Grupo de Litiasis de la AEU.

Los cálculos se expulsan de manera espontánea a través del sistema urinario en la mayoría de los casos. Sin embargo, hay algunos cálculos que durante la expulsión producen dolor en la micción, sangre en la orina e infección.

Los urólogos dan una serie de consejos para prevenir la formación de piedras renales. Recomiendan la ingesta abundante de líquidos, repartida de forma uniforme a lo largo del día para ayudar a que el organismo esté bien hidratado. Además, la alimentación debe ser ligera, con predominio de alimentos vegetales y poca sal.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones