Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Los pacientes de diabetes tipo 2 que se controlan la glucosa en sangre reducen a la mitad el riesgo de padecer alguna afectación ocular

Las complicaciones se desarrollan a medida que la enfermedad avanza y los niveles de azúcar se mantienen elevados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 7 mayo de 2010
El control de la glucosa en sangre en pacientes con diabetes tipo 2 reduce en un 50% el riesgo de padecer algún tipo de afectación ocular ocasionada por esta enfermedad, según un estudio realizado en el Hospital Carlos III de Madrid. El trabajo, que ha durado dos años, ha contado con una muestra de 3.422 pacientes y su objetivo ha sido investigar la evolución de esta enfermedad.

Entre las conclusiones que se han obtenido, destaca que el buen control de la glucosa en sangre en estos pacientes reduce en un 50% el riesgo de retinopatía diabética. Esta complicación se produce a medida que la diabetes se desarrolla y los niveles de azúcar en sangre se mantienen elevados, hasta lesionar los vasos sanguíneos, los nervios y otras estructuras, lo que puede llegar a causar ceguera.

Además se ha comprobado que el 8,2% de los pacientes tenían retinopatía diabética conocida al inicio y, a los dos años de seguimiento, su incidencia se elevaba a un 12%. La incidencia de retinopatía durante los dos años de seguimiento se asoció, de forma significativa, a una serie de factores como son la duración de la enfermedad superior a seis años, la presencia de proteínas en la orina (microalbuminuria), la falta de control glucémico y la arteriopatía periférica.

Otra de las conclusiones es que la mortalidad a dos años afectó al 3,2% de los pacientes, por una causa cardiovascular en la mitad de los casos. Además, la mortalidad se asoció de manera importante con la edad mayor de 80 años, haber presentado un infarto agudo de miocardio, un accidente cerebrovascular o un episodio de insuficiencia cardiaca, todo ello al margen del género, tratamiento con antiagregantes, presencia de retinopatía, niveles de presión arterial y control de la glucosa en sangre.

En el campo de la diabetes y como una línea estratégica de investigación, el Hospital Carlos III ha puesto en marcha varios estudios sobre la identificación de la población de riesgo, diagnóstico precoz y tratamiento de la enfermedad en los que participan los servicios de Medicina Interna, Endocrinología y la Fundación de Investigación Biomédica del centro. Todos estos proyectos se llevan a cabo en coordinación con los profesionales de Atención Primaria.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones