Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Neumonía, meningitis y otitis son las enfermedades infantiles que más preocupan a los pediatras

Así lo refleja la segunda encuesta "Las enfermedades pediátricas en la población española", presentada ayer

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 10 octubre de 2002
Las enfermedades infecciosas que más preocupan a los pediatras en niños de cero a cinco años de edad son la neumonía (48,9%), la meningitis (43,30%) y la otitis (40%), principalmente porque asocian las enfermedades neumocócicas con su alto nivel de mortalidad, seguida del riesgo de pérdida de audición y el retraso psicomotor. Así lo refleja la segunda edición de la encuesta "Las enfermedades pediátricas en la población española", de ámbito nacional, realizada por el Instituto de Estudios Médico Científico (Inesme), cuyos resultados se presentaron ayer en Zaragoza.

A los padres, por su parte, les preocupa en primer lugar la meningitis y, aunque no conocen mucho sobre esta enfermedad y sus posibles secuelas, los síntomas que más les alarman cuando su hijo no está bien son convulsiones, rigidez de cuello, fiebre superior a 38º y manchas en la piel, porque los relacionan de inmediato con esa infección. No en vano, la meningitis es la enfermedad infantil que tiene un mayor índice de mortalidad, entre el 15 y el 20%, y deja importantes secuelas psicomotoras o neurológicas.

Y si se consulta a los responsables de centros de educación infantil, las enfermedades que un niño tiene más probabilidades de contraer al convivir con sus compañeros son gripe, conjuntivitis, bronquitis, meningitis, hepatitis y neumonía.

Antibióticos, virus y bacterias

El presidente del Inesme y director del Servicio de Farmacología de la Clínica Universitaria de Navarra, Jesús Honorato, señaló en el acto de presentación que se ha consultado a pediatras, padres de niños entre 0 y 5 años, responsables de guarderías y farmacéuticos para pulsar las principales preocupaciones de quienes comparten el día a día con los más pequeños. "Este año se ha querido incorporar al colectivo científico -pediatras y farmacéuticos- con el fin de comparar si su preocupación por las enfermedades en la infancia era compartida por los padres".

"Se ha observado -continuó- que mientras la amplia mayoría de los padres apunta hacia la meningitis como la enfermedad infantil más grave, los pediatras sólo la sitúan en primer lugar de importancia cuando el causante de esta enfermedad es el neumococo, debido a su elevado índice de mortalidad y las graves secuelas que deja en el paciente".

Uno de los datos destacados de la encuesta es que el 43% de las enfermedades infantiles diagnosticadas por el pediatra son de origen vírico. Sin embargo, en un 65% de los casos se recetaron antibióticos para combatirlas. Si a esto se suma que los padres no suelen observar rigurosamente las pautas del tratamiento (el 30% retira el antibiótico en cuanto baja la fiebre, por ejemplo), el resultado es que algunas cepas de ciertas bacterias muestran ya resistencias importantes a los fármacos. De hecho, el 16% de los pediatras declara que ha tenido que recetar antibióticos más potentes. Así ocurre con el neumococo, capaz de causar el cuadro de meningitis más preocupante: el 52% de sus cepas se han hecho resistentes a los antibióticos habituales.

Pediatras y farmacéuticos comparten preocupación por las infecciones que puede causar el neumococo y sus posibles secuelas. En un alto porcentaje (90,80%, respectivamente), ambos sectores son partidarios de la vacunación más que de utilizar antibióticos para prevenir una enfermedad infantil. Por eso, la Asociación Española de Pediatría solicita que se introduzca la vacuna frente al neumococo en los calendarios vacunales. Desde el otoño del año pasado está disponible una nueva vacuna contra esta bacteria que se puede administrar también a menores de dos años, antes desprotegidos . La preocupación está justificada porque el neumococo puede causar, además de meningitis, otras infecciones como sinusitis, otitis y neumonía. Y sepsis, una de las más graves.

Fernando de Juan, miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría e Infectólogo Pediátrico del Hospital Infantil Miguel Servet, de Zaragoza, indicó que gracias a la inclusión en el calendario infantil de las vacunas frente a las distintas bacterias que provocan meningitis se ha conseguido prácticamente "erradicar la enfermedad por "Haemophilus influenzae" tipo B y disminuir la incidencia de la enfermedad por meningococo C".

Calendario vacunal

El doctor De Juan se mostró partidario de incluir en el calendario infantil la vacuna frente al neumococo para inmunizar a todos los niños por debajo de los 2 años y a los que asisten a guarderías, presentan otitis de repetición o tienen déficit inmunitarios entre los 2 y 3 años. La vacuna ya se ha incluido en el calendario de vacunación infantil de Estados Unidos con gran éxito y ha conseguido una importante reducción (87,3%) de las enfermedades invasoras provocadas por este germen, dijo. La Red de Vigilancia y Control de las Enfermedades Transmisibles de la UE introdujo en el año 2001 las infecciones por neumococo en el grupo denominado como prioritario debido a su gran riesgo para la salud humana.

Al hablar de enfermedades infantiles en su conjunto, el 90% de los responsables de guarderías está de acuerdo en la vacunación de todos los niños, y el 63% piensa que los centros deberían poder exigir la vacunación, aunque no sea obligatoria. Los padres también se declaran partidarios de vacunar a sus hijos, y hasta el 84% afirma que lo haría aunque tuvieran que pagar (la del neumococo cuesta 84 euros).

"Estos datos son un reflejo muy curioso de la situación en España. Todo el mundo está de acuerdo en que es mejor utilizar las vacunas para los niños, pero la relativa ignorancia que hay por parte de todos los estamentos -excepto por los pediatras- de lo que representan las vacunas frente a la meningitis, y la mala utilización de los antibióticos, principalmente por parte de los padres, que trae como secuela importante la aparición de resistencias, nos pueden llevar a una situación difícil en los próximos años", advirtió el presidente del Inesme.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones