Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Meningitis

La meningitis bacteriana puede dañar órganos vitales y producir necrosis de tejidos

La meningitis es la inflamación de las meninges, membranas que recubren el cerebro o sistema nervioso central. Cuando tal inflamación se produce a través de un virus se presenta una meningitis benigna que en la mayoría de los casos no entraña mayores complicaciones. Si, por el contrario, la causa de la alteración de las membranas es una bacteria, el peligro aumenta y existe riesgo de muerte. A pesar de ser una enfermedad con una baja incidencia en España, los expertos advierten de la necesidad de diagnosticarla a tiempo. Los niños suelen ser las víctimas más frecuentes, por eso la vacunación es imprescindible.

Origen de la meningitis

Existe una diferenciación clara entre las causas que originan la meningitis. Esta enfermedad se puede producir por la acción de un virus o de una bacteria que se adquiere por distintas vías, sobre todo la aérea. Una meningitis vírica produce los mismos síntomas que una meningitis bacteriana, aunque son menos intensos y el riesgo no es el mismo. En el primer caso (la vírica), según explica Rosa Ramírez, jefa del Servicio de Epidemiología de la Comunidad de Madrid y Vicepresidenta de la Sociedad Española de Epidemiología, suele haber rigidez de nuca, dolor de cabeza y vómitos. Pero normalmente la enfermedad evoluciona hacia la curación sin complicaciones o secuelas. De hecho, algunos especialistas coinciden en que es probable que un paciente pueda haber sufrido una meningitis vírica que fue catalogada como una gripe muy fuerte. Esta modalidad de meningitis es la más frecuente.

El peligro real está en una variedad de meningitis bacteriana que se conoce como enfermedad meningocócica y que no sólo afecta a las meninges sino que también produce una invasión de las bacterias en el torrente sanguíneo. Algunos de estos microorganismos pueden ocasionar la muerte. Los tres tipos de meningitis bacteriana más comunes, según explica la doctora Ramírez, son el meningococo, la haemophilus influenzae y el pneumococo. Hay diferentes tipos de meningococo: A, B, C, y W135. De este grupo el más frecuente es el tipo B, que puede ser mortal y para el que todavía no existe vacuna.

La meningitis es una enfermedad que puede presentarse a cualquier edad, pero la mayor incidencia se da en los niños menores de seis años porque éstos tienen su sistema inmunológico en plena fase de desarrollo. Los adolescentes, dice la doctora Ramírez, tienen comportamientos que facilitan la transmisión de meningococos, (comparten botellas, se besan más entre si, etc.) pero a diferencia de los niños pequeños, tienen más defensas para protegerse.

La infección por meningococo, dice el doctor José López Aldeguer, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital La Fe de Valencia, puede darse hasta los 20 años, mientras que los pneumococos atacan en poblaciones de más de 50 años.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Confusión inicial »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones