Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología > Problemas de salud

Rascado compulsivo

El paciente no puede evitar manipular la piel hasta producirse hemorragias y dolor para liberar su ansiedad

Picor subjetivo pero real

No existe una picadura ni una enfermedad cutánea, en todo caso una pequeña imperfección de la piel o una lesión previa. Sin embargo, el picor es constante y no se calma por mucho que nos rasquemos. Los dermatólogos aseguran que no hay motivo aparente para sentir ese prurito, pero las ganas de rascarse son irrefrenables.

Ante un cuadro de estas características, donde rascarse se convierte en algo metódico y no comporta un alivio, sino que se hace inevitable y feroz hasta el punto de producir hemorragia y dolor, los especialistas hablan de “un trastorno por descontrol de impulsos” llamado “rascado compulsivo”. De esta forma lo cataloga el doctor Gabriel Rubio, jefe de Salud Mental del distrito Retiro en Madrid y coautor del libro Impulsividad (Ed. Ars Médica, 2003).

“El picor es una sensación subjetiva, por eso los pacientes tienden a rascarse e incluso a hacerse úlceras. Se trata de un acto compulsivo porque quienes sufren este trastorno tienen una gran dificultad para evitar rascarse, a pesar de sus consecuencias negativas” revela el doctor Rubio.

Los especialistas explican que el síntoma subjetivo más importante en las consultas de dermatología es el prurito. Éste puede ser sintomático de múltiples afecciones sistémicas (corporales), hepáticas y renales principalmente, también pueden acompañar a múltiples dermatosis, o aparecer como una manifestación de situaciones estresantes o de ansiedad. Este último caso se conoce como ‘prurito sine materiae’, ya que en la analítica no se encuentra ningún parámetro hemático o bioquímico alterado”, aclara el doctor Antonio Rodríguez Pichardo, coordinador de la Asociación Española de Dermatología y Psiquiatría.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones