Sanidad prevé reducir la carga burocrática de los profesionales de atención primaria

Un total de 65 procesos clínicos podrían acogerse al nuevo modelo de gestión de bajas médicas que se estudia
Por mediatrader 17 de octubre de 2011

El Ministerio de Sanidad y Política Social e Igualdad, en colaboración con el Ministerio de Trabajo, prepara una reducción de la carga burocrática de los profesionales de atención primaria para mejorar su actividad asistencial. Así lo anunció la titular del Ministerio, Leire Pajín, en la inauguración de la I Conferencia de Atención Primaria. La ministra destacó que se han identificado un total de 65 procesos clínicos que podrían acogerse al nuevo modelo de gestión de bajas médicas en el que trabajan.

Durante la Conferencia, la ministra defendió que «la contribución de la atención primaria es de capital importancia, no solo en el ámbito de la asistencia, sino también en el de la promoción y prevención de la salud», así como en «la mejora de los indicadores de esperanza de vida libre de incapacidad».

Cada día, los centros de salud atienden a un millón de pacientes y los servicios de atención continuada efectúan 110.000 asistencias, muchas de las cuales evitan complicaciones graves de muchas enfermedades. Sin embargo, según señaló el presidente de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), Josep Basora, se estima que «entre un 30% y 40% de estas consultas están dedicadas a trámites burocráticos».

Para tratar de reducir esta carga burocrática, los ministerios de Sanidad y Trabajo iniciaron un proyecto para identificar qué procesos de corta y larga duración pueden abordarse «de manera singular». «El objetivo es que ni el médico tenga que soportar la presión asistencial que conlleva firmar partes de baja cada siete días, ni el paciente tenga que ir a pedirlos de manera innecesaria», señaló el director general de Ordenación Profesional, Cohesión del Sistema Nacional de Salud, Francisco Valero.

«En algunas patologías, como un resfriado o una gripe, cuya recuperación suele durar una semana, se pretende que se pueda dar la baja y el alta de manera simultánea», indicó Valero, mientras que en otros procesos traumatológicos u oncológicos «cuya recuperación se sabe que va a ser de varias semanas o meses», se pretende «demorar los partes de baja a la duración lógica del proceso». Una vez identificados qué procesos de corta y larga duración pueden modificarse, el siguiente paso será trabajar con el Instituto de la Seguridad Social y las comunidades autónomas para modificar las aplicaciones informáticas y posibilitar esta simplificación.

Redistribución del gasto sanitario

Por otra parte, la Estrategia de Coordinación Sociosanitaria en la que trabaja Sanidad contempla redistribuir el gasto sanitario para que de forma progresiva y en el medio plazo pueda destinarse a la atención primaria el 25% del presupuesto.

También se contempla incrementar la capacidad de respuesta de la atención primaria de salud mediante el acceso a la información clínica del paciente en su paso por el hospital, con acceso a más pruebas diagnósticas y con una mejor y mayor coordinación que facilite la continuidad asistencial.