Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un diabético neozelandés vive desde hace diez años con células productoras de insulina extraídas de un cerdo

Están recubiertas de un material especial para aislarlas del sistema inmune y evitar así el rechazo del organismo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 30 marzo de 2007

Es la primera vez que se demuestra que un trasplante de estas características es capaz de funcionar durante tanto tiempo y sin riesgo. Científicos de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) y de la empresa LCT, que ha desarrollado la tecnología, afirman que se trata de “uno de los mayores pasos en la utilización del trasplante como solución a la diabetes tipo 1”. La técnica permitiría contar con una fuente inagotable de órganos y eliminaría la necesidad de fármacos contra el rechazo.

Los trasplantes de islotes obtenidos de páncreas humanos se empezaron a utilizar en 1988, pero aún queda mucho por andar en este ámbito. El objetivo del trasplante de islotes es lograr un mejor control metabólico para aliviar los daños que la diabetes ocasiona en el corazón, los riñones o los ojos. Estos implantes obligan a seguir un tratamiento con inmunosupresores de por vida que resulta tóxico, y muchos diabéticos necesitan seguir inyectándose insulina.

Al diabético neozelandés no le injertaron células humanas sino islotes de cerdo manipulados para no producir rechazo. Diez años después, las células siguen produciendo insulina y las cápsulas permanecen intactas, aseguran los investigadores.

Etiquetas:

células cerdo insulina

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones