Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un estudio analiza el uso de los componentes del aceite de oliva virgen para inhibir los tumores cerebrales

Se ha demostrado que la oleuropeína y el hidroxitirosol tienen cierta capacidad anticancerígena

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 19 mayo de 2010
Un estudio desarrollado por investigadores del grupo de Fisiología y Patología Experimental y Clínica de la Universidad de Jaén (UJA) pretende aplicar los componentes antioxidantes del aceite de oliva virgen como aditivo en la dieta para inhibir el desarrollo de tumores en el cerebro. Los científicos analizarán un modelo animal de glioma maligno, un tipo de tumor en el que las células tumorales se difunden e infiltran en el cerebro. Para combatirlo, los promotores de este trabajo proponen aplicar dos componentes del aceite de oliva virgen, la oleuropeína y el hidroxitirosol, que cuentan con efectos biológicos demostrados, "entre los que se sugiere cierta capacidad anticancerígena".

La responsable de la investigación, María Jesús Ramírez, explicó que hay muchas evidencias que demuestran una relación directa entre la ingesta de aceite de oliva virgen y un riesgo reducido de diversas enfermedades cardiovasculares y cáncer. Sin embargo, las rutas de acción involucradas en la actividad de estos compuestos no son conocidas y, en el caso de gliomas, ni siquiera se han llevado a cabo estudios, apuntó. Por ello, los análisis de la UJA se centran en conocer la aplicabilidad de estos componentes minoritarios del aceite de oliva virgen no sólo como agentes antioxidantes, sino también como micronutrientes aplicables como aditivos alimentarios con un importante papel preventivo y de intervención frente a esta patología.

Sobre su papel como antioxidantes, los investigadores señalaron que el sistema nervioso es "especialmente vulnerable al daño oxidativo", debido a su alto consumo de oxígeno, que genera elevados niveles de especies reactivas de oxígeno, y por su escaso contenido en defensas antioxidantes. La investigación se centra en determinar si el efecto antioxidante descrito para la oleuropeína y el hidroxitirosol podría participar en la disminución de los oxidantes en el cerebro y en la inhibición de la proliferación de las células tumorales. Los científicos creen que esta reducción conllevaría la disminución del estado de atrofia y debilitamiento que caracteriza a esta enfermedad.

Respecto a los efectos anticancerígenos, Ramírez señaló que algunos estudios han demostrado la capacidad de la oleuropeína y el hidroxitirosol para inhibir la proliferación de células tumorales de colon, mama y piel. "Sin embargo, no hay estudios sobre el efecto de la oleuropeína y el hidroxitirosol sobre tumores del sistema nervioso, sobre sus efectos beneficiosos sobre la atrofia y el debilitamiento sistémico asociado a esta enfermedad, ni sobre su aplicabilidad como aditivo alimentario para evaluar su papel preventivo y de intervención", explicó la responsable de este proyecto.

Los investigadores analizan en distintos tipos de aceite de oliva el contenido en estos componentes minoritarios, su aislamiento y purificación, así como su envasado en atmósfera protectora para permitir, tras un análisis de mercado, su comercialización.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones