Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un estudio revela que la aspirina puede ayudar a prevenir el parto prematuro si se toma por la noche

Recomiendan a las embarazadas tomar este fármaco sólo bajo supervisión médica

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 29 septiembre de 2002
Un estudio elaborado por los doctores españoles Ramón Hermida y Diana Ayala, de la Universidad de Vigo, y presentado en la 56 Conferencia Anual de Investigación sobre Hipertensión celebrada en Orlando, Florida (EE.UU.), revela que tomar bajas dosis de aspirina evita el parto prematuro en mujeres embarazadas con riesgo de sufrir alta presión sanguínea. No obstante, estos médicos precisan que este efecto se produce al iniciarse la terapia antes de la 16 semana de embarazo y solo al tomar la aspirina por la noche.

En las pruebas realizadas para el presente trabajo participaron 341 mujeres embarazadas que se encontraban en situación de alto riesgo de sufrir un parto prematuro debido a problemas de hipertensión a causa de la obesidad, la historia familiar de alta presión gestacional o preeclampsia, o por el historial de hemorragias. Las mujeres se dividieron en seis grupos y se les administraron 100 miligramos de aspirina o placebo a uno de estos tres tiempo: al levantarse, ocho horas después y al acostarse. El tratamiento comenzó cuando llevaban entre 12 y 16 semanas de embarazo.

Los doctores observaron que la aspirina no surtía efecto alguno en la presión sanguínea cuando se tomaba por la mañana. Sin embargo, se reducía notablemente cuando se tomaba ocho horas después de levantarse y, más aún, cuando la tomaban por la noche al acostarse. Según Hermida, "este estudio demuestra notables reducciones en la alta presión gestacional y en las complicaciones de la preeclampsia. Además, las mujeres que tomaron aspirina por la noche dieron a luz niños que pesaron una media de 250 g más que las mujeres que tomaron placebo o que tomaron aspirina por la mañana".

El doctor insiste en que las mujeres no deben tomar aspirina estando embarazadas, de no ser con supervisión médica. Pese a que las bajas dosis empleadas en el estudio no parecen comportar riesgos, las altas dosis que se emplean para alivio del dolor comportan un riesgo de hemorragias en el parto.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones