Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un nuevo estudio demuestra la relación entre la terapia hormonal y el aumento del riesgo de cáncer de mama

Este tratamiento retrasa además la detección de esta enfermedad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 25 junio de 2003
Menos de un año después de que en Estados Unidos se suspendiera un masivo ensayo clínico para evaluar el binomio riesgo-beneficio de la terapia hormonal sustitutiva en mujeres posmenopáusicas por el riesgo de padecer cáncer, un nuevo trabajo que aparece hoy en la revista médica "Journal of American Medical Association" vuelve a dar la voz de alarma.

Los autores de este estudio demuestran que el uso de esta terapia combinada de estrógenos y progestágenos está vinculado a un incremento del cáncer de mama. Los científicos estudiaron a 975 mujeres de entre 65 y 79 años que fueron diagnosticadas de cáncer de mama invasivo entre 1997 y 1999, así como a 1.007 mujeres sin este carcinoma. En el primer grupo de voluntarias analizaron los efectos a largo plazo de la terapia hormonal sustitutiva, tanto continua como secuencial, y la terapia sólo con estrógenos.

En sus conclusiones, señalan que la terapia de estrógenos durante 25 años o más no arroja un significativo aumento en el riesgo de cáncer de mama. Sin embargo, aquellas que siguen el tratamiento de la terapia hormonal sustitutiva entre 5 y 15 años o más, tanto sin ingieren progestágenos de forma secuencial (estrógenos a diario y progestágenos diez veces al mes) o de forma continua (estrógenos y progestágenos cada día), sí tienen un riesgo significativo de sufrir cáncer.

La publicación también edita hoy un trabajo de la Universidad de California en el que se analizan los datos recopilados durante el ensayo "Womens Health Iniative", en el que participaron 16.608 mujeres posmenopáusica. Este estudio fue suspendido tres años antes de que finalizara, al constatarse que la combinación de estrógenos y progestágenos aumentaba el riesgo de cáncer de mama invasivo, de ictus y de tromboembolismo pulmonar y enfermedad coronaria. Ahora se sabe que, además de todo esto, esa terapia induce a un diagnóstico tardío del cáncer de mama.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones