Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un nuevo método de diagnóstico permite descartar un infarto en 90 minutos

Este procedimiento evita el ingreso del paciente en la unidad de cuidados intensivos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 18 septiembre de 2001
Un médico estadounidense ha desarrollado un nuevo método de diagnóstico de infarto de miocardio que es más rápido y eficaz que los existentes hasta ahora, ya que permite descartar un infarto en 90 minutos frente al espacio de 6 a 24 horas que se tarda con los procedimientos convencionales.

Este procedimiento, basado en análisis de sangre, un electrocardiograma y el historial del paciente, supone un importante ahorro económico ya que evita que el paciente tenga que ingresar en la unidad de cuidados intensivos. Según datos médicos, sólo entre 10 y15 % de los pacientes que sufren dolor torácico sufren realmente un infarto.

El creador de este nuevo protocolo es Alan S. Maisel, director de la unidad de cuidados coronarios del Hospital de Veteranos de San Diego (EE UU), que lo probó en 1.285 personas que acudieron a urgencias con síntomas de infarto. Maisel señala, en un estudio publicado por la revista American Journal of Cardiology, que con su nuevo método se ha reducido un 20 % el número de ingresos hospitalarios.

El protocolo desarrollado por este médico se basa en el uso de un novedoso sistema de análisis de sangre aprobado por la FDA (la agencia estadounidense del medicamento) el año pasado y que ya se utiliza en algunos hospitales estadounidenses. El test sanguineo mide en sólo 15 minutos y de forma simultánea los niveles de sangre de tres enzimas cardiacas (troponina I, la creatininquinasa-MB y la mioglobina ) que, por ser liberadas por el corazón recién infartado, actúan como marcadores.

La realización de un electrocardiograma junto con la repetición del análisis cuatro veces a lo largo de una hora y media, y teniendo en cuenta el historial del paciente, permite descartar, con una fiabilidad del 100 %, un infarto de miocardio, según Maisel.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones