Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Una mutación genética origina la dependencia de la nicotina y dificulta dejar de fumar

Eleva un 30% el riesgo de padecer cáncer de pulmón y un 20% el de sufrir una enfermedad arterial

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 5 abril de 2008
Una mutación genética, que está presente en casi la mitad de la población de ascendencia europea, origina la dependencia de la nicotina y dificulta las posibilidades de dejar el tabaco, según un estudio realizado por científicos del proyecto europeo Genaddict.

Esta anomalía se localiza en el cromosoma 15q24 y afecta a un receptor de la nicotina en el cerebro. Los investigadores afirman que la mutación no incide en el inicio del hábito de fumar, pero sí en los hábitos de consumo de tabaco, elevando un 30% el riesgo de padecer un cáncer de pulmón y un 20% el de sufrir una enfermedad arterial periférica.

Por otra parte, un estudio realizado con 11.000 fumadores islandeses participantes en el proyecto de investigación reveló que la mutación era más frecuente en los grandes fumadores que en el conjunto de los fumadores y la población general.

Asimismo, este trabajo estableció una correlación entre la presencia de la mutación y la probabilidad de un diagnóstico clínico de dependencia de la nicotina. Además, comparaciones entre actuales fumadores y antiguos demostraron que los portadores del gen mutado tendían a fumar más y era menos probable que lo dejaran.

El estudio añade que la anomalía en cuestión es menos frecuente entre los fumadores de menos de diez cigarrillos al día que entre los no fumadores, lo que, según los científicos, apoya la idea de que no influye en la decisión de comenzar a fumar, sino que más bien provoca un riesgo de dependencia de la nicotina en los que empiezan a hacerlo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones