Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Unicef señala que el agua potable, la lactancia y las medicinas son claves para reducir la mortalidad infantil

La tasa de fallecimientos descendió en 2006 por primera vez por debajo de los diez millones

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 12 diciembre de 2007
El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha señalado que factores como el disponer de agua potable, una mayor tasa de lactancia y la distribución de medicinas determinan que pueda producirse una reducción de la mortalidad infantil en el mundo. La agencia de la ONU detalla en un informe sobre "Progreso para la infancia" los datos que explican por qué la mortalidad infantil descendió en 2006 por primera vez por debajo de los diez millones.

Entre las circunstancias que explican este hecho se encuentran que, entre 1990 y 2004, más de 1.200 millones de personas dispusieron de agua potable y que la tasa de lactancia materna, entre 1996 y 2000, superó el 20% en siete países africanos. Otros factores que reducen la mortalidad son la distribución en zonas tropicales de telas mosquiteras para evitar la malaria y el aumento en países de ingresos medios del porcentaje de madres con acceso a medicamentos antirretrovirales que evitan la transmisión a sus fetos del virus del VIH.

El informe también refleja que, entre 1999 y 2005, se cuadruplicó la distribución de suplementos de vitamina A, que reduce las posibilidades de que niño muera a causa de enfermedades comunes. En cuanto a factores sociales, Unicef destaca que, entre 2002 y 2006, el número de niños sin escolarizar en el mundo descendió en un 20%. La directora de Unicef, Ann Veneman, señaló en un comunicado que esos datos "muestran progresos considerables", pero agregó que "todavía queda mucho por hacer".

Este trabajo también indica que unos 143 millones de niños están malnutridos y la lucha contra enfermedades como la neumonía o la malaria "se amplía muy lentamente". Al mismo tiempo, unas 500.000 mujeres fallecen cada año como resultado de complicaciones en el parto.

Unicef ya anunció el pasado septiembre que en 2006 fallecieron 9,7 millones menores de cinco años, frente a los 13 millones de fallecimientos anuales que se registraban en 1990. Cerca de 3,1 millones de esas muertes ocurren en el sur de Asia y otros 4,8 millones en el África subsahariana, según los datos de Unicef.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones