Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Villalobos culpa a Baxter de la tardanza con la que se aplicó la alerta sanitaria por los dializadores

La Agencia Española del Medicamento plantea querellarse contra Bayer por su fármaco Lipobay

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 7 septiembre de 2001
La ministra de Sanidad, Celia Villalobos, rompió ayer su silencio sobre el caso de los dializadores de Baxter, la empresa suministradora de los filtros Althane A-18 sospechosos de la muerte de trece pacientes renales en Madrid, Valencia y Barcelona en el mes de agosto, para culparla de la lentitud con que se activó el sistema de alerta sanitaria.

A su juicio, la compañía no se puso en contacto inmediato con el ministerio, como debería, al recibir el primer aviso sobre sus dializadores de la Clínica de la Princesa, de Madrid, 15 días antes de que se registrara la primera de las seis muertes en una clínica valenciana. "Yo creo que ha habido un cierto incumplimiento de una más rápida comunicación a la Dirección General de Farmacia para que pudiéramos informar al resto de las CC AA y tomar las medidas oportunas", explicó en los pasillos de la Cámara Baja, donde admitió que la alerta sanitaria "no ha funcionado convenientemente.

La ministra recordó, no obstante, que aún no está cerrada la investigación que habrá de determinar si los filtros son o no causantes de los trece fallecimientos en los que están implicados, aunque son "el único nexo de unión" entre las trece muertes. Pese a ello, defendió el buen funcionamiento del sistema sanitario español, que "no es malo ni defectuoso" a pesar de problemas ocasionales como éste, "que hay que investigar, tomar medidas y depurar responsabilidades".

Villalobos admitió que la Agencia Española del Medicamento, dependiente de Sanidad, estudia si hay argumentos jurídicos para llevar a los tribunales una querella contra Bayer, fabricante de Lipobay, como ya ha hecho el Gobierno alemán, por su actuación negligente al comunicar el riesgo de reacciones adversas, incluso la muerte, en la combinación de la cerivastatina con otros principios activos.

El anuncio de la comparecencia parlamentaria de Villalobos no acalló al PSOE. "La ministra ha estado de vacaciones todo este tiempo", reiteró la secretaria de Política Social del PSOE, Consuelo Rumí. En su opinión, es el propio Aznar quien debe pedirle explicaciones "o cambiarla" si no es capaz de afrontar de forma adecuada estas crisis.

Tanto el PSOE como IU han presentado sendas peticiones de comparecencia de la ministra ante la Comisión de Sanidad para explicar de forma más exhaustiva que en el pleno los problemas que afectan a su departamento, incluidas también la proliferación de casos de legionella, o la mala evolución de las listas de espera.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones