Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Investigadores andaluces analizan los métodos de polinización para mejorar el aceite de oliva

Pretenden obtener aceites con un alto nivel de calidad, pero que tengan variedad de perfiles adaptados a distintos mercados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 5 marzo de 2010
Determinar la influencia de la variedad polinizadora para lograr una aceituna que proporcione un mayor rendimiento de aceite y una calidad mejorada. Así se resume el objetivo principal de un proyecto que ha iniciado un grupo de científicos adscritos al Instituto Andaluz de Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) en el Centro Alameda del Obispo en Córdoba, perteneciente a la Consejería de Agricultura y Pesca, y del Instituto de la Grasa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Sevilla.

Bajo la denominación "Mejora de la calidad del aceite de oliva: influencia de la polinización y desarrollo de marcadores moleculares", los científicos se han marcado como objetivo obtener distintas variedades que permitan obtener aceites con un alto nivel de calidad, pero que tengan una gran variedad de perfiles organolépticos adaptados a distintos mercados. El investigador principal del proyecto, Raúl de la Rosa Navarro, consideró que esta mejora puede ser una "estrategia interesante para incrementar el valor añadido de la producción oleícola y así aumentar su rentabilidad".

Los investigadores propusieron, como estrategia para mejorar la calidad del aceite de oliva virgen, aumentar la eficiencia de los programas de nuevas variedades a través de la identificación de genes implicados en la biosíntesis de los compuestos responsables de su calidad. "Profundizaremos en aquellos genes implicados en la biosíntesis de ácidos grasos, volátiles, polifenoles y tocoferoles, y se buscarán marcadores en dichos genes", argumentó De la Rosa.

También evaluarán la influencia de distintos polinizadores en la calidad del aceite de oliva de una determinada variedad. "La influencia de la semilla (producida tras la polinización) en la composición final del aceite se estudiará gracias al análisis del perfil de dichos compuestos del aceite, así como mediante el estudio del nivel de expresión de los genes implicados en su biosíntesis", prosiguió.

El estudio podría ayudar a definir la calidad distintiva del aceite de una variedad y la influencia que tengan otras variedades que estén plantadas en la misma comarca. "También podría sugerir la implantación de polinizadores para producir aceites con mayor o menor contenido en un determinado compuesto o grupo de compuestos que estén implicados en algunos de los parámetros de calidad organoléptica y nutricional del aceite, sobre todo en el caso de polifenoles, compuestos volátiles y tocoferoles", apuntó.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones