Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Normativa legal

Protección contra la contaminación de aguas

La protección legal de las aguas subterráneas contra la contaminación química es especialmente relevante cuando están destinadas al consumo humano

La UE, que tiene desde el año 2000 un marco comunitario para la protección y la gestión de las aguas, tiene previsto adoptar planes de gestión y programas apropiados para las aguas (superficiales, continentales, de transición, costeras y subterráneas). El objetivo es prevenir y reducir su contaminación y fomentar un uso sostenible. Ahora, una reciente sentencia acaba de condenar a Irlanda por incumplir sus obligaciones en la materia.

El estado de las aguas

/imgs/2007/11/grifo1.jpg

La normativa comunitaria sobre protección de las aguas está en pleno período de adaptación y de transposición. También lo está la adopción de medidas destinadas a fomentar el uso racional de los recursos hídricos y de evitar su contaminación. El objetivo es garantizar el buen estado de todas las aguas de aquí a 2015. La Directiva Marco del Agua sienta las bases de una política del agua moderna, global y ambiciosa para la UE y establece un marco jurídico que garantice suficientes cantidades de agua de buena calidad en todos los Estados miembros.

Además de garantizar el buen estado de todas las aguas para los próximos años, la Directiva pretende lograr una mayor participación de los ciudadanos y simplificar la normativa. Como primera fase de aplicación se aprobó, durante el primer trimestre de 2007, la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo ‘Hacia una gestión sostenible del agua en la Unión Europea’. Y lo primero que enuncia es que «el agua no es un bien comercial como los demás, sino un patrimonio que hay que proteger, defender y tratar como tal». Además, es indispensable para la supervivencia y el desarrollo del ser humano, esencial para la vida e imprescindible para gran número de actividades y procesos industriales.

Un recurso amenazado
Las aguas europeas son un recurso amenazado por la contaminación
De la Comunicación se extrae, tras los informes presentados por los Estados miembros, que las aguas europeas son un recurso amenazado y que su estado actual en la UE es peor de lo previsto. El porcentaje real de masas de agua que cumplen todos los objetivos de la Directiva Marco es bajo e incluso en algunos Estados no supera el 1%. Por otro lado, los porcentajes elevados de masas de agua que corren el riesgo de no alcanzar los objetivos previstos están claramente vinculados a zonas y regiones densamente pobladas en las que se hace un uso intensivo y a menudo no sostenible del agua.

El análisis efectuado refleja que todavía queda mucho por avanzar sobre los efectos de la contaminación causada por los vertidos de aguas residuales domésticas, los nutrientes procedentes de la actividad agrícola, las emisiones industriales y los vertidos de sustancias peligrosas. De hecho, se han establecido períodos transitorios para la aplicación de los reglamentos en algunos Estados miembros. Por su costosa ejecución, en la mayoría de los casos no serán plenamente aplicables hasta 2015.

La Directiva contiene disposiciones generales para la protección y conservación de las aguas subterráneas. En este sentido, considera necesario adoptar medidas destinadas a prevenir y controlar la contaminación de las aguas subterráneas, incluidos criterios para valorar el buen estado químico de las aguas subterráneas y criterios para la determinación de las tendencias significativas o sostenidas al aumento y para la definición de los puntos de partida de las inversiones de tendencia.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones