Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Valencia lucha contra el “cucat” en los arrozales con un método respetuoso con los cultivos y el entorno

El tratamiento biológico de confusión sexual se aplicará en una extensión superior a las 15.200 hectáreas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 20 mayo de 2012
La Consejería de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua de la Generalitat Valenciana ha iniciado la campaña contra la plaga del "cucat" en los arrozales cercanos al Parque Natural de la Albufera, así como los pertenecientes a los términos de Corbera, Llaurí, Riola, Fortaleny, Favareta, Polinyà de Xúquer y Cullera. Para luchar contra la plaga del Chilo suppressalis Walker se empleará un método biológico de confusión sexual que es respetuoso con los cultivos y el entorno, destacó el Ejecutivo valenciano.

La Generalitat valenciana va a instalar, en colaboración con la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de la región, un total de 457.000 difusores con los que combatir, mediante un método biológico de confusión sexual, al "cucat" en el entorno del humedal valenciano. A esto hay que sumarle los cerca de 8.400 colocados durante la semana pasada en la Marjal de Pego-Oliva y otros 4.700 en la zona de la Llosa y Chilches.

Este tratamiento se aplica en una extensión superior a las 15.200 hectáreas en las áreas citadas con el objetivo de evitar que el Chilo suppressalis Walker, también conocido con el nombre de barrenador o "cucat" del arroz en la Comunidad Valenciana, ataque la caña del arroz, lo que puede producir la muerte de la planta afectada y, en consecuencia, una merma importante de la producción.

El método biológico de confusión sexual permite a través de la colocación de unas varillas con difusores de feromona sintética de la hembra del insecto, saturar la atmósfera que rodea el cultivo. Para su adecuado funcionamiento, las varillas se colocan sobre toda la superficie de arroz, y con un marco de colocación de 18x18 metros. De este modo, los machos de esta especie no pueden detectar las pequeñas cantidades de feromonas naturales emitidas por las hembras existentes, con lo que se dificulta el apareamiento y se produce la confusión sexual.

El objetivo de estos tratamientos es conseguir rebajar el nivel de la población de este insecto, de manera que afecte en la menor medida posible al cultivo del arroz, de gran importancia en la Comunidad Valenciana.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones