Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Amnistía Internacional denuncia que China no cumple su promesa de mejorar los derechos humanos

Acusa al gigante asiático de traicionar los valores básicos de las Olimpiadas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 29 julio de 2008
A pocos días para que comiencen los Juegos Olímpicos de Pekín -el próximo 8 de agosto-, Amnistía Internacional (AI) ha denunciado que las autoridades chinas han roto su promesa de mejorar la situación de los derechos humanos en el país y han traicionado los valores básicos de las Olimpiadas.

La ONG ha publicado el informe "La cuenta atrás para los Juegos Olímpicos. Promesas incumplidas", que evalúa la actuación del Gobierno de Pekín en cuatro áreas: la persecución de los activistas de derechos humanos, la detención sin juicio, la censura y la pena de muerte.

El documento concluye que, en la mayoría de estas áreas, los derechos humanos han seguido deteriorándose en el periodo previo a las Olimpiadas. Durante la preparación de los Juegos, las autoridades chinas han detenido, puesto bajo arresto domiciliario y trasladado a la fuerza a personas que consideran que pueden amenazar la imagen de "estabilidad" y "armonía" que quieren presentar al mundo.

Huang Qi

La organización humanitaria pone como ejemplo el caso de Huang Qi, activista de derechos humanos encarcelado por ser sospechoso de "adquirir ilegalmente secretos de Estado". Según AI, Huang Qi había contribuido a ayudar a las familias de cinco alumnos de primaria a entablar una acción judicial contra las autoridades locales. Los cinco estudiantes habían muerto cuando la escuela se derrumbó en el terremoto de Sichuan, ocurrido en mayo.

"Al seguir persiguiendo y castigando a quienes se pronuncian en favor de los derechos humanos, las autoridades chinas han perdido de vista las promesas que formularon cuando se les concedieron los Juegos Olímpicos, hace siete años", ha manifestado la organización, que insta al Ejecutivo chino a "poner en libertad a todos los activistas pacíficos encarcelados, permitir a los periodistas nacionales y extranjeros que informen libremente, y avanzar hacia la eliminación de la pena de muerte", que sigue utilizándose para unos 68 delitos, algunos de ellos no violentos, como los de índole económica, según el informe.

AI recuerda que cuando en 2001 se nombró a China como anfitriona de los Juegos de 2008, Wang Wei, secretario general del Comité de la Candidatura Olímpica de Pekín, declaró que "la concesión de las Olimpiadas a China no sólo promoverá nuestra economía sino que también mejorará todos los problemas sociales, incluidos la educación, la salud y los derechos humanos".

Ante la situación que refleja el informe, la ONG pide a los dirigentes mundiales que asistan a los Juegos que alcen la voz públicamente en favor de los derechos humanos en China. "Si no lo hacen, transmitirán el mensaje de que es aceptable que un gobierno sea anfitrión de los Juegos Olímpicos en una atmósfera de represión y persecución", advierte Amnistía, que ya ha recogido 175.000 firmas en España a través de su página web Actuaconamnistia.org para pedir un legado positivo tras las Olimpiadas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones