Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

España, entre los países europeos que peor protegen a niños víctimas de abusos, según Save the Children

Esta ONG detecta falta de recursos y de sensibilización en los profesionales españoles

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 14 diciembre de 2002
España se encuentra entre los países europeos donde más se vulneran los derechos de los menores que han sido víctimas de abuso sexual durante el procedimiento judicial, según los resultados de un estudio comparativo presentado ayer en Madrid por la ONG Save The Children.

La coordinadora del Programa de Sensibilización y Prevención contra el abuso sexual de la organización, Pepa Hornos, comentó que, a pesar de que la legislación española es una de las más avanzadas, los recursos y la sensibilización de los profesionales están muy por detrás de otros países europeos. Así, comentó que el país más avanzado en materia de protección del menor ante abusos sexuales es Islandia, porque en él la víctima nunca llega a testificar ante el tribunal. El estudio divide los resultados en dos grupos de países: Finlandia, Alemania, Islandia, Noruega y Suecia, donde la protección es mayor; y Grecia, Rumanía, Italia y España, donde es peor.

Una de las principales diferencias es que en los países donde se priorizan los casos de abusos sexuales a menores el periodo desde que el niño testifica por primera vez hasta que finaliza el procedimiento no suele exceder de seis meses. En lugares como España, pueden pasar hasta cinco años. "Si una niña sufre el abuso con 6 años, cuando tenga 11 años todavía estará inmersa en el proceso, con todo lo que significa de pérdida del valor de la declaración y perjuicios psicológicos del menor", añadió Hornos.

Destacó, además, que en el primer grupo de países los menores forman parte del proceso judicial y tienen asistencia legal desde el primer momento. Mientras que en el segundo grupo los menores sólo son testigos, y no cuentan con asistencia hasta que llegan al juicio. Asimismo, si en los países nórdicos los menores no tienen que declarar más que dos veces, en el resto el número de declaraciones es mucho mayor. Otro aspecto que vulnera los derechos del menor son las pruebas médicas, ya que son sometidos en ocasiones hasta a tres exámenes médicos.

Ante esta situación, Save the Children recomienda una mayor formación de todos los profesionales y mayor coordinación a través de protocolos de actuación. Además, considera imprescindible crear centros de tratamiento y priorizar estos casos en los tribunales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones