Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Intervida lucha contra los problemas de hacinamiento y saneamiento en Guatemala y Nicaragua

En más de la mitad de los hogares de ambos países viven tres o más personas por cada habitación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 3 octubre de 2005
La ONG Intervida lleva a cabo cada año proyectos de infraestructuras y de saneamiento ambiental que pretenden mejorar las condiciones de vida de las comunidades con las que trabaja en Nicaragua y Guatemala. El 52,4% de los hogares del primero de los dos países tiene problemas de hacinamiento, un índice muy similar al de Guatemala, con un 52,4% de viviendas en la misma situación. Esta problemática se agrava al sumarse la carencia de servicios básicos en las viviendas, como el acceso al agua potable, servicios sanitarios y el tratamiento de desechos sólidos.

Se dice que un hogar sufre hacinamiento cuando el número de personas por cada habitación es igual o mayor a tres. Según datos del PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo), cada hogar guatemalteco tiene una media de 5,2 miembros, aunque en las áreas rurales esta cifra es considerablemente superior. En el ámbito rural también es mayor el número de casas que viven en la pobreza, principalmente entre la población indígena, cuyos índices de pobreza alcanzan el 70%. En muchos de estos hogares la familia desarrolla su vida cotidiana en un mismo espacio al no disponer de diferentes habitaciones.

La población guatemalteca en situación de pobreza es también la que menos acceso tiene a los servicios básicos. Si al hacinamiento se suma esta circunstancia, la situación es aún mucho más complicada para las familias. Por ejemplo, según el PNUD, sólo el 50% de los hogares rurales guatemaltecos cuentan con un grifo de agua potable, frente al 80% de las viviendas urbanas.

Por lo que se refiere a los servicios sanitarios, en el área rural la situación también se agrava hasta 10 veces más que en los núcleos urbanos, ya que tan sólo el 6% de los hogares cuentan con conexión a una red de drenaje, frente a un 65% en las ciudades. En la actualidad, el 60% de las casas rurales utilizan la letrina o pozo ciego, pero todavía hay un 24% de hogares sin ningún tipo de servicio sanitario.

Otra gran carencia en Guatemala es el acceso a un servicio de recogida y manejo de las basuras, que afecta a todo el territorio nacional. No obstante, el entorno rural acusa aún más esta deficiencia, ya que solamente el 1,4% de los hogares cuenta con un servicio municipal de recolección y un 3,2% cuentan con un servicio privado.

La ONG, que trabaja en Guatemala desde 1998 y en Nicaragua desde principios de 2004, lleva a cabo cada año numerosos proyectos de infraestructuras y saneamiento ambiental para mejorar la situación de las familias más pobres. Así, en los tres últimos años la organización ha construido en Guatemala 58 sistemas de agua potable que benefician a 7.121 familias, y ha construido y reparado 6.417 letrinas. Además se han iniciado proyectos que tratan de concienciar a la población sobre la importancia de no tirar la basura en cualquier lugar y de la necesidad del saneamiento ambiental en general.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones