Farmamundi crea en Nicaragua un laboratorio de control de calidad de medicamentos

Contribuirá a evitar las falsificaciones de fármacos, uno de los problemas más graves a los que se enfrenta la industria farmacéutica
Por mediatrader 23 de septiembre de 2008

Farmacéuticos Mundi (Farmamundi) ha puesto en marcha en Nicaragua el primer laboratorio de control de calidad de medicamentos con la norma ISO 17025. Situado en el Campus Médico de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, en León, está integrado por un Laboratorio de Microbiología, otro de Físico-Química y un Área Administrativa. Esta instalación beneficiará directamente a la población en la medida en que se mejorarán las capacidades para una vigilancia activa de la calidad de los fármacos en el mercado nicaragüense.

La construcción de este laboratorio se enmarca dentro del proyecto «Aseguramiento de la calidad del medicamento y mejora de la información a la población y profesionales de la salud en su uso racional en Nicaragua», financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

La ONG asegura que el nuevo laboratorio ayudará a evitar las falsificaciones de medicamentos, uno de los problemas más graves a los que se enfrenta la industria farmacéutica. Y es que el volumen de falsificaciones puede llegar a alcanzar hasta el 50% del mercado en algunos países en desarrollo.

Este proyecto, además, beneficiará a más de 13.000 personas, en su gran mayoría personal sanitario, principalmente profesionales de las unidades del sistema público de salud, y estudiantes de carreras sanitarias. Indirectamente, también beneficiará a la población de los departamentos involucrados que acuden a las unidades de salud y acceden a los medicamentos esenciales.

Equipos de última generación

Para la realización de los análisis, el laboratorio cuenta con equipos de última generación como un cromatógrafo líquido de alta presión (HPLC) o un espectrofotómetro con lámpara de cenon.

Se analizarán productos herbarios o sintéticos farmacéuticos o veterinario tales como jarabes, polvo para suspensiones, suspensiones, tabletas, cápsulas, cremas, geles, ungüentos, inyectables, supositorios, óvulos, microcápsulas, colirios, soluciones isotónicas, agua para uso farmacéutico, suplementos alimenticios, residuos de antibióticos en camarones y metabisulfito en camarones.

Las muestras analizadas serán tanto nacionales como transnacionales, lo cual dependerá de las distribuidoras de medicamentos, así como de los propios laboratorios farmacéuticos.