Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

La Universidad del País Vasco desarrolla un sistema de telemedicina que se empleará en lugares aislados de Paraguay

Su finalidad será realizar vigilancia epidemiológica para evitar plagas de enfermedades febriles

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 2 abril de 2010
La Universidad del País Vasco UPV/ EHU ha desarrollado un sistema de telemedicina destinado a realizar vigilancia epidemiológica en lugares aislados de Paraguay y evitar plagas de dengue y otras enfermedades febriles. Al frente del proyecto, denominado Bonis, está Xabier Basogain Olabe, ingeniero y profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao y creador, junto a otros profesores del Grupo Multimedia-EHU.

Bonis está integrado por tres profesores (incluido Basogain) del Grupo Multimedia-EHU y otros dos de la Escuela de Náutica Técnica Superior de Náutica y Máquinas Navales de la UPV/EHU. Cuentan, además, con la colaboración del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud de Paraguay y la financiación de la UPV/ EHU y el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Según explicó el centro universitario, el proyecto surgió a partir del contacto mantenido por dos profesores de la Escuela Técnica Superior de Náutica y Máquinas Navales de la UPV con el Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud de Paraguay. La institución paraguaya les transmitió en enero de 2009 su interés por un sistema que facilitara la telemedicina, dirigido a los lugares más remotos del país y, al menos en un principio, a tratar enfermedades febriles y contagiosas como el dengue. Este sistema aportaría al enfermo las herramientas necesarias para ponerse en contacto con los responsables sanitarios.

Después de de realizar varias pruebas durante este último año, los responsables del proyecto han diseñado un sistema multimedia basado en software libre. El sistema se inicia con una llamada de teléfono del usuario que responde a las preguntas de un contestador automático sobre los síntomas que presenta. En cuanto a los datos personales, si el paciente está registrado, será suficiente con que dé el número de su documento de identidad para que el contestador recupere su historial y dirección postal. Si no es así, puede registrarse al momento cuando llama. Con las llamadas registradas en un día, el sistema es capaz de hacer un listado con aquellas personas que han llamado esa jornada, cada uno con su perfil, y un supervisor decide si hay un posible brote de epidemia, explicó Basogain.

El ordenador que almacena esta base de datos está en la sede de la Dirección General de Vigilancia de la Salud, en Asunción. Los agentes comunitarios que trabajan en esta sede se ocupan desde hace tiempo de ir de casa en casa y realizar análisis. Pero si el sistema funciona, "su trabajo será más eficaz", aseguró Basogain.

En estos momentos, el proyecto se encuentra en la fase Bonis 2.0. y el propósito es que a partir de abril se entre en la fase de producción. De esta manera, en dos o tres meses se dispondrá de una primera experiencia y se podrá realizar la primera evaluación del sistema. La experiencia piloto se realizará en el barrio Bañado Sur de Asunción -una zona aislada y pobre-, con la participación del Centro de Ayuda Mutua - Salud Para Todos (CAMSAT). Bañado Sur es una zona aislada y pobre que tiene las características apropiadas para testear el sistema.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones