Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Las secuelas del huracán Stan en Centroamérica

Seis meses después del desastre, Intervida denuncia que miles de damnificados en Guatemala por el huracán continúan viviendo en situaciones muy precarias

img_riada1
"Más de 7.000 familias continúan viviendo en albergues en los que a menudo no hay electricidad, las carreteras siguen en mal estado y los niños y adultos sufren las secuelas psicológicas del huracán Stan, con un gran temor a que se inicie la época de lluvias", detallan desde Intervida. Este huracán que, convertido en tormenta tropical, atacó Centroamérica el pasado 7 de octubre de 2005 causó 600 muertes sólo en Guatemala, aunque hubo más de 800 desaparecidos y 3, 5 millones de damnificados, afectando a un total de 1.158 comunidades.

Dada la magnitud del desastre, la Comisión Económica y Política para América Latina (CEPAL) ha calculado daños y pérdidas materiales por valor de casi 800 millones de euros: casa, carreteras, escuelas, puentes y la mayoría de las cosechas, que son el principal sustento de cientos de familias. El Gobierno guatemalteco asegura que se está gestionando la construcción de 12.000 viviendas para las 12.000 familias que perdieron sus hogares. Sin embargo, se teme que la espera sea larga y que tendrán que pasar varios meses hasta que la entrega de estas casas se materialice. Por esta razón, Intervida trabaja en estos momentos con el fin de que todas las comunidades normalicen sus vidas lo antes posible a través de proyectos destinados a la rehabilitación de sistemas de agua potable dañados y controlando la alimentación de la población. También se han iniciado acciones de reconstrucción de la infraestructura escolar en coordinación con el Ministerio de Educación de Guatemala. Por otro lado, explica María Romero desde Intervida después de su regreso de Centroamérica donde ha realizado un seguimiento de la situación actual después del huracán, se está estudiando la posibilidad de apoyar la dotación de 'vivienda mínima' en los lugares donde las autoridades locales logren legalizar los terrenos.

Img puente madera

No es la primera vez que esta ONG trabaja en Guatemala, ya que lleva desde 1996 colaborando en proyectos de desarrollo integral que benefician a 1.200.000 personas en más de 1,700 comunidades rurales del país, de las que más de 300.00 niños asisten a 1.825 escuelas públicas. Una labor que se realiza a través de un equipo de profesionales centrados exclusivamente en el desarrollo del país y en apoyar a los miles de damnificados.

Principales carencias

  • Un hogar donde vivir. Son muchos los afectados por el huracán Stan que aún no pueden volver a sus comunidades originales porque no son lugares seguros donde vivir. Por esta razón se les ha habilitado unos albergues temporales de estructura de madera, donde en apenas ocho metros cuadrados vive toda la familia. Concretamente, de las 12.000 familias que perdieron sus casas, algunas decidieron alojarse con familiares pero se estima que más del 58% está viviendo en los 4.000 albergues. De las 12.000 familias que perdieron sus casas, más del 58% está viviendo en los 4.000 albergues Además, ninguno de ellos tiene un sistema de agua potable estable y duradero, sino que se abastecen mediante camiones cisterna que llenan los depósitos. Y muchos de ellos carecen de electricidad, por lo que alrededor de 1.200 familias usan un candil.
  • Infraestructuras. La única manera de llegar a muchas comunidades es hacerlo a pie, puesto que las carreteras son intransitables para los vehículos. “Es muy complicado acceder a varias comunidades del Departamento de San Marcos porque aunque se han habilitado pasos, las laderas son un gran peligro porque no están apuntaladas”, advierten desde Intervida.
  • Apoyo en el sector agrícola. Tras la catástrofe muchos cultivos se perdieron y desde entonces las familias se han alimentado de sus reservas y de la ayuda de organismos internacionales, como el Programa Mundial de Alimentos. Otras carencias son las relacionadas con la educación escolar y vial.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones