Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Los contribuyentes que apoyan a las ONG aumentan hasta el 42%

La ayuda a la Iglesia se mantiene, con las aportaciones del 39,1%

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 26 agosto de 2002
En el reparto de subvenciones con cargo al 0,52% del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), las ONG se benefician este año de un leve aumento del número de contribuyentes que optaron por apoyar su tarea, un 42% respecto al 40% del ejercicio anterior. Mientras, la ayuda a la Iglesia se mantiene, con las aportaciones del 39,1%.

La recaudación del 0,52% del IRPF correspondiente a la declaración fiscal de 2001, que se distribuye ahora, beneficiará este año a 307 Organizaciones No Gubernamentales, 25 menos que el año anterior, debido al proceso de concentración en Federaciones y Confederaciones promovido desde las Administraciones y desde las propias ONG.

En cuanto a la cantidad recaudada gracias a la casilla "otros fines sociales", la cifra ha pasado de 65,7 millones de euros a 86,5 millones, un incremento en la solidaridad de los españoles aún insuficiente. Un año más, el Gobierno ha tenido que aportar la suma restante hasta alcanzar los 114,19 millones de euros, el importe mínimo estipulado. El 80% del total -91,35 millones de euros- se distribuye a las ONG de acción social, mientras que el 20% restante financiará programas de cooperación internacional a través del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Escasa sensibilización

De este modo, se deduce que el nivel de sensibilización social no es, por el momento, el requerido por las ONG. Desde la declaración de 2000, los contribuyentes pueden destinar el 0,52% de sus impuestos a financiar programas para los colectivos más desfavorecidos, a ayudar al sostenimiento de la Iglesia, o a ambas cosas (decidiendo así el destino del 1,04% de sus impuestos). La reforma del IRPF puso fin a la confrontación por los fondos entre Iglesia y ONG, al tiempo que rompió con un sistema que no permitía a los ciudadanos simultanear dos aportaciones que pueden ser complementarias.

Sin embargo, el acierto teórico de dicho cambio sigue sin recibir la respuesta que cabía esperar. Sólo el 11,67% de los declarantes a los que se refiere esta convocatoria marcó ambas casillas, un incremento no muy alto respecto al 10,3% del año anterior. Ya sea por desconocimiento, olvido o descuido de los contribuyentes, lo cierto es que el volumen de recursos del que disponen las ONG de acción social -las más numerosas del Tercer Sector español- se resiente del escaso éxito cosechado por el sistema de las dos casillas. Un inconveniente que no es menor en el caso de un sector social no lucrativo como el español, cuyo grado de dependencia económica de los fondos públicos es muy importante (el 48,6% de sus gastos se sufraga por esta vía). Sin olvidar además, que, desde la reforma de 1999, las ONG ya no perciben el dinero procedente de aquellos contribuyentes que dejan ambas casillas en blanco, destinando así el 0,52% de su cuota íntegra a las arcas del Estado (y no a las ONG, como ocurría con la normativa anterior). Un 30,86% de los declarantes a los que se refiere la distribución de este año dejó ambas casillas en blanco, una proporción muy similar a la del ejercicio anterior (el 30,7%).

Pese a todo, sumando la opción de "otros fines" y la de quienes eligieron ambas posibilidades, las ONG se benefician este año de la ayuda del 41,7% de los contribuyentes, lo que supone un aumento respecto al 39,9% de la declaración de 2000.

En el caso del total de las aportaciones a la Iglesia, el trato fue muy similar, con un 39,1% de los declarantes respecto al 39,6 del ejercicio anterior. La posibilidad de marcar ambas casillas tampoco ha beneficiado a la Iglesia, que no registró en el pasado ejercicio el pequeño aumento experimentado en la declaración de 2000 (con un 39% de los contribuyentes) respecto a la del año anterior (con un 37%).

Este año, veinte organizaciones recibirán la mitad de las subvenciones -más de 45 millones de euros- lo que corrobora la prioridad de las grandes entidades con amplias bases organizativas. Un año más, Cruz Roja y Cáritas -las más grandes y las que gozan de mayor independencia de actuación- copan el mayor volumen de recursos con el 28,02% del reparto (16,89 millones y 8,7 millones de euros respectivamente).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones