Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Ideas para ser solidarios todo el año

Ser solidario no solo se traduce en donar dinero, sino también en dar ropa, sangre, conocimientos y, sobre todo, tiempo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 4 enero de 2019

Las oportunidades para ser solidarios en la época navideña son muy variadas. Hemos podido comprobar el poder de solidaridad esta Navidad como voluntarios en un comedor social, al donar para los más desfavorecidos alimentos o juguetes o con nuestra aportación económica en diversas causas benéficas. Hacer un viaje solidario en familia o comprar productos de comercio justo para Navidad o Reyes han sido otras ocasiones. Pero como no existe una sola manera de ser solidario, tampoco debe ser una acción que se reduzca a una época del año. Por eso, damos varias ideas para un compromiso de, por lo menos, 12 meses.

Colaborar con dinero

Puedes rascarte el bolsillo o ser más generoso. Tú verás. En cualquier caso, desde la Fundación Lealtad, aconsejan para que la donación sea eficaz: ver el perfil de ONG que se ajustan a tus inquietudes, conocer bien la organización, hacer rendición de cuentas de tu colaboración, donar siempre a nombre de la ONG y solicitar tu certificado fiscal para incluirlo en la Declaración del IRPF.

Desde 10 euros puedes colaborar con Ayuda en Acción o con 21 euros apadrinar un niño con Global Humanitaria. Teaming recauda fondos online para causas sociales a través de microdonaciones de un euro.

Acabar con el hambre

Para acabar con el hambre, la ONU estima que se necesitan 160 dólares (140 euros) anuales por cada persona que vive en la pobreza extrema durante 15 años. ¿Ayudas?

La ONG Acción contra el Hambre trabaja contra la desnutrición en 50 países. Donar, ser socio o voluntario son las opciones para colaborar, como también pasa con Manos Unidas. Más cerca, con 50 euros puedes sufragar el coste mensual de una beca comedor Educo para un niño. Los Bancos de Alimentos (FESBAL) no solo recogen productos antes de verano o Navidad. ¡Necesitan comida y manos todo el año! En Alonsotegi (Bizkaia) en Aunar Elkartea aprovechan "el excedente de comida elaborada, producido en cocinas colectivas y profesionales, con la finalidad de reducir la desigualdad alimentaria de personas en riesgo de exclusión, a la vez que evitamos el despilfarro alimentario". Puedes contribuir con tu granito en este Táper Solidario.

Donar ropa

Algunas Cáritas parroquiales entregan prendas de vestir a las personas que atienden. Si tienes ropa en buen estado en desuso, no dudes en llevarla al ropero o contenedor más cercano. Las tiendas de segunda oportunidad y las de comercio justo de Oxfam Intermón también recogen y venden ropa. Y tienes los 500 contenedores de la fundación Humana y sus 46 tiendas para depositar también calzado y textil del hogar. Le darán una segunda vida con un fin social.

Defender y actuar por los derechos humanos

ONG como Acnur (refugiados), Unicef (infancia), Plan Internacional (niñas), Aldeas Infantiles (hogares para niños), Save the Children (infancia), Alianza por la Solidaridad, Médicos Sin Fronteras, Anesvad (salud), Médicos del Mundo, Sos África... trabajan por que nadie carezca de educación, salud, comida, hogar... Dona, hazte socio o voluntario. ¡Hay mucho que hacer aquí y en otros países!

Contagiar buena salud

¿Tienes buena salud? Pues compártela. Quien dona sangre salva tres vidas. Hasta los 65 años puedes acudir cada dos meses a los puntos de donación más cercanos de Cruz Roja o a los autobuses de extracción próximos a los centros sanitarios. Y hasta los 40 años, tu médula puede hacer milagros. Contacta con el centro de referencia de tu región. En la Fundación Josep Carreras te informarán. Y si vas a ser madre, no dudes en dar la sangre del cordón umbilical de tu bebé a los bancos públicos (Barcelona, Málaga, Madrid, Santiago, Valencia y Galdakao), para que pueda utilizarse en el trasplante de cualquier enfermo compatible que lo necesite. Infórmate en tu hospital. Comprometerse con la investigación en las enfermedades raras también está en tus manos.

Promover la educación

Seguro que tienes libros de texto, de lectura, diccionarios... de los que quieres deshacerte, pero no sabes cómo. En Fundación Melior (Madrid) los quieren. Los pueden dar a familias que los necesiten o aprovechar para venderlos a precios más económicos -desde 50 céntimos-, para poder comprar los títulos y el material escolar que les haga falta a los niños, explican desde la organización. En Euskadi la ONG Creando Futuros trabaja por la educación de los niños en Senegal. Con más donaciones y voluntarios pueden lograrlo.

Acompañar a quien lo necesite

La soledad ante las dificultades de la enfermedad, el estigma, la discapacidad, la edad... se pueden superar con la compañía que dispensan los voluntarios de Amigos de los Mayores, Red Madre (embarazadas), Ana Bella (mujeres maltratadas), CEAR (refugiados), Cocemfe (discapacidad), AECC (cáncer), Aladina (niños con cáncer), etc. ¡Contacta con ellos para ofrecerte como voluntario!

Dar de nuestro tiempo y talento

¿Tienes 18 años, 3 horas a la semana libres y vives en Andalucía, Madrid o Murcia? Solidarios en Desarrollo busca voluntarios para "crear espacios de relación" con presos y exreclusos, sintecho, personas con discapacidad mental grave u personas mayores que viven solas. Te formarán para ello. Tan solo piden compromiso con la acción e implicación personal. Un Corte Una Historia (Madrid) sube la autoestima de las personas sin recursos. Si te gusta la peluquería, esta puede ser tu acción. Y si tu pasión es enseñar, en Cooperación Social puedes ser necesario para formar a otros gratis. Tantaka en la Universidad de Navarra tiene su propio banco de tiempo solidario. Pásate por el edificio central del campus y conoce sus proyectos. Los niños enfermos esperan tus payasadas. ¡Forma parte de Payasospital!

Hazlo tú mismo

Si lo prefieres, monta un mercadillo solidario con lo que consigas que te donen y destina la recaudación al fin que estimes oportuno en tu ciudad o barrio. Organiza una recogida de basura en el río o una salida para ver aves en el monte del pueblo. También puedes pasarte por una residencia de ancianos y acompañar a alguno de sus usuarios. Ayuda en un club deportivo o en una protectora de animales. ¿A qué esperas?

Los presentes y futuros solidarios

Nacemos solidarios. Según un estudio japonés, las personas más dispuestas a ayudar registran una actividad mayor en la amígdala del cerebro. Pero, a pesar de que la solidaridad tiene una base neurológica desde la niñez, las conductas solidarias también se aprenden y se pueden potenciar a través de la empatía, de ponerse en la piel del otro. ¿Cómo?

«Los hijos aprenden no tanto por lo que se les dice o explica, sino sobre todo por el ejemplo de los padres. ¡No es cuestión de enseñar a ser solidarios, sino de serlo nosotros mismos!», señalan desde la Escuela para Familias de la Fundación Maior. «Todos pertenecemos a una comunidad: la familia, grupo de amigos, nuestro barrio, ciudad… y, por tanto, siempre se recibe ayuda de otros y los demás necesitan de nuestra ayuda. Transmitamos a los niños este pensar en los demás, en qué es lo que otros necesitan y yo puedo aportar», insisten. Pueden ser cosas: los juguetes que se llevan al parque son para compartir con los demás; la comida del recreo puedes ofrecerla a otros… Pero también nuestros conocimientos pueden servir de ayuda a otros (un niño puede ayudar a un compañero de clase explicándole alguna materia) o nuestro tiempo (si hay algún amigo que está solo o tiene alguna enfermedad, podemos acompañarle).

Pequeños gestos, como ceder el sitio en el autobús o dar la moneda del carro de la compra al que pide en la puerta del súper, les irá inculcando este valor. Otros más cotidianos, como poner la mesa, cuidar de su mascota, no tirar la comida, ver pelis o leerles cuentos con trasfondo solidario o hablarles de las personas o los actos solidarios más destacados del día, también sirven. Y entre los «extraordinarios» pueden estar dar los juguetes que no usa para el rastrillo del colegio, colaborar en la recogida de alimentos o apadrinar un niño en familia. No está de más hacer deporte, disfrutar de juegos colaborativos o participar en talleres educativos -Como ser Agente Antidespilfarro Alimentario lo lleva a cabo Aunar en colegios de primaria- .

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto