Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad

Más de 178 millones de niños sufren malnutrición crónica

Save the Children afirma que con sólo 167 euros se pueden proporcionar a un niño hambriento los alimentos adecuados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 16 noviembre de 2009
Tan sólo 27 céntimos de euro al día durante los primeros dos años de la vida de un niño le protegerían de los devastadores efectos de la malnutrición. Ésta es una de las conclusiones del informe "Hambre de cambios" sobre malnutrición infantil que presenta Save the Children en coincidencia con la Cumbre mundial sobre la alimentación que comienza hoy en Roma. El documento también revela que más de 178 millones de niños sufren actualmente malnutrición crónica, causa de un tercio de todas las muertes infantiles a nivel mundial. "Esto quiere decir que más de 25.000 niños perderán la vida por causas relacionadas con la malnutrición durante los tres días que dura la cumbre de Roma", denuncia la ONG.

El documento asegura que "con sólo 167 euros se puede proporcionar a un niño hambriento el tipo adecuado de alimentos y apoyo para evitar que pierda la vida a causa de la malnutrición y proteger su cerebro y su organismo de daños permanentes como consecuencia del hambre". Por ello, Save the Children reclama que durante la Cumbre los líderes mundiales tomen acciones para evitar que los efectos de la malnutrición sean permanentes, porque la cantidad que gastan los gobiernos de los países ricos en nutrición es significativamente inferior a lo que se requiere.

Problema desatendido

El director de Save the Children, Alberto Soteres, afirma que "los niños y niñas pierden la vida porque los líderes mundiales fracasan en la tarea de abordar los elevados niveles de malnutrición que provocan un tercio de las muertes infantiles cada año. La amenaza combinada del incremento de los precios de los alimentos, el cambio climático y la crisis económica, amenazan con elevar esas cifras. Estas muertes no son hechos aleatorios fuera de nuestro control, son el resultado de decisiones políticas tomadas por gobiernos".

Soteres señala también "sabemos cómo tratar el hambre infantil y sabemos cuánto cuesta. A la nutrición no se le concede la importancia que merece y esto debe cambiar. El resultado de esta cumbre mundial sobre la alimentación debe ser un compromiso firme para acabar con el hambre infantil para siempre. Es escandaloso que los líderes mundiales desatiendan la nutrición cuando el problema es tan grande y la solución es tan obvia".

La ONG reclama el compromiso de que se inviertan 167 euros en cada niño y niña hasta la edad de dos años. Esta cantidad costearía soluciones probadas que reducen el hambre, tales como promover la lactancia materna y proporcionar a las familias recursos para sus hijos puedan disponer de alimentos y vitaminas.

En el informe de la organización humanitaria se destaca que en algunos países tan sólo el 5% de los niños tienen una dieta lo suficientemente variada, "lo que quiere decir que el resto de los niños no reciben alimentos suficientemente variados ni todas las vitaminas necesarias para que sus cerebros y organismos puedan desarrollarse adecuadamente".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones