Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Derechos humanos

Mujeres en el mundo, motor económico de la familia

Ellas se encargan a menudo de la economía del hogar, además de cuidar de la familia y asegurar la educación de los hijos

Las mujeres son casi invisibles en algunos países del mundo, pero su trabajo, aunque en la sombra, supone beneficios importantes. Ellas impulsan a menudo la economía familiar con su trabajo dentro y fuera del hogar, además de encargarse del cuidado de la familia, la educación de los hijos y su salud. En el centenario del Día Internacional de la Mujer, Naciones Unidas reclama «La igualdad de acceso a la educación, la capacitación y la ciencia y la tecnología: Camino hacia el trabajo decente para la mujer». Éste es el lema elegido en esta edición. En todos los continentes, la mujer desempeña un papel fundamental y hoy es el día apropiado para reconocerlo.

Mujeres en India y Nepal, impulso económico y sanitario

Ser mujer significa carecer de muchos derechos en ciertos países del mundo. Así lo recuerda Manos Unidas, "una organización fundada por mujeres en 1960". En India significa "sometimiento al marido y a los hombres de la familia y no poder trabajar fuera de casa ni tomar decisiones". La Fundación Vicente Ferrer conoce la trascendencia de la mujer en este mismo país, donde pese a su vulnerabilidad, es "pilar fundamental de la economía familiar y la transmisora de valores y tradiciones". Las niñas se consideran con frecuencia una carga, sobre todo en las comunidades más pobres, y las mujeres sufren una doble discriminación "por su condición de género y por su pertenencia a una casta baja y excluida", pero son una pieza básica del puzzle del desarrollo.

"Las mujeres son las únicas responsables de las tareas domésticas, de las responsabilidades familiares y, en una gran mayoría, del cuidado de los animales"

En el distrito indio de Namchi, en el Estado indio de Sikkim, Medicusmundi ha comprobado cómo "las mujeres son las únicas responsables de las tareas domésticas, de las responsabilidades familiares y, en una gran mayoría, del cuidado de los animales". Ellas son la fuerza que impulsa la economía familiar en esta zona, frontera con Nepal, Tibet y Bután. Sin embargo, la discriminación de género que se registra implica que sus responsabilidades sean una traba importante para su formación, independencia y empoderamiento, señala la organización. Como consecuencia, la formación insuficiente provoca que muchas mujeres "desconozcan sus posibilidades y derechos personales, familiares, sociales y políticos".

Save the Children ensalza el trabajo de las mujeres en el ámbito sanitario. Explica que según las conclusiones de un reciente estudio realizado en Bangladesh, un grupo de mujeres formadas como trabajadoras sanitarias durante un periodo de seis semanas "contribuyó a reducir en un tercio el número de niños y niñas que pierde la vida al nacer". Destaca también el logro en Nepal, encaminado a alcanzar el cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio (reducir la mortalidad infantil), que ha conseguido un descenso drástico en el número de muertes de madres e hijos gracias a la formación de más de 50.0000 mujeres en varias áreas rurales, explica. "Las trabajadoras sanitarias pueden ser las heroínas de sus comunidades", indica la responsable de Incidencia Política de Save the Children, Yolanda Román. "Se convierte en una persona de referencia para hacer diagnósticos y dar consejos", agrega.

Mujeres en Bolivia, hacia el liderazgo social

Exhiben orgullosas sus diplomas. Gracias al Programa de Formación de Mujeres Líderes, en Bolivia se propicia "el fortalecimiento del liderazgo social y político de mujeres con visión de desarrollo económico sostenible". El programa está impulsado por Ayuda en Acción y CIPCA, junto con instituciones públicas y organizaciones de mujeres. Hasta el momento, un total de 339 mujeres de nueve comunidades de Viacha han adquirido conocimientos sobre sus derechos y obligaciones, explica Ayuda en Acción, "y comienzan a establecer mecanismos de ejercicio y defensa de los mismos". "Dos ocupan cargos públicos en el Ejecutivo y Concejo Municipal, una desempeña funciones ejecutivas en la organización campesina indígena 'Bartolina Sisa' y otras ejercen cargos titulares en sus comunidades", detalla.

Es frecuente que las mujeres de zonas rurales abandonen los estudios para trabajar y participar en el mantenimiento del hogar. La educación se reserva para los hijos, así como los espacios de toma de decisiones. Este programa supone un proceso de capacitación en cuestiones como la tenencia de la tierra, género, igualdad de oportunidades, derechos y justicia comunitaria, roles y funciones de las autoridades originarias, elaboración de estatutos orgánicos y desarrollo productivo y laboral.

En todo el mundo, la Organización Internacional para las Migraciones solicita una mayor atención a las mujeres migrantes cualificadas, que no siempre consiguen empleos adecuados a su formación en los lugares de destino. Lamenta que la migración a menudo no cubre sus expectativas de mejora sino que, al contrario, supone barreras a su propio desarrollo. Si se aprovechara este potencial, la influencia en la economía sería palpable en tiempo de crisis. Alboan recuerda que el empoderamiento de la mujer es una característica central de los esfuerzos de la comunidad internacional, pero recuerda que a pesar de ello, "el avance es lento y las mujeres siguen estando en el último lugar del índice de desarrollo humano".

Avances, pero no siempre en derechos

Manos Unidas recuerda que en las últimas décadas la esperanza de vida ha aumentado en India, al pasar de 40 a 65 años, a la vez que se ha experimentado un desarrollo social y económico considerable. «Sin embargo, las mejoras en los asuntos concernientes a la mujer han quedado totalmente relegadas entre tantos avances», añade. Las leyes de India garantizan la igualdad entre hombres y mujer, «pero esto no es más que una quimera para la mayoría de las féminas del país», recalca.

En India, niñas y mujeres reciben menos comida que los hombres y deben esperar a que estos hayan terminado su turno para comer

Esta entidad destaca que el matrimonio temprano es común para numerosas niñas, entregadas por sus familias incluso antes de la pubertad. Además, pese a que en 1991 se prohibió el pago de la dote, asevera que es una práctica habitual en muchos estados, sobre todo «entre las clases sociales con mayor nivel de educación», igual que los privilegios de los niños frente a las niñas, las carencias nutricionales entre niñas y mujeres, «que reciben menos comida que los hombres y deben esperar a que estos hayan terminado su turno», y la «naata parta», el matrimonio concertado para mujeres viudas, «el sector más oprimido de la sociedad».

Fundación Vicente Ferrer, que trabaja desde hace 40 años en Anantapur (India), corrobora estas advertencias y alerta «sobre la situación de vulneración en que se encuentran los derechos elementales de las mujeres». Considera relevantes los cambios propuestos por el Gobierno Indio, pero aboga por «aumentar los esfuerzos para el cumplimiento e implementación de la legislación de género». Según datos de Naciones Unidas publicados en 2006, el aborto selectivo tras conocer el sexo del feto impidió el nacimiento de 10 millones de niñas en las dos décadas anteriores.

Del mismo modo, la tasa de mortalidad materna ronda las 500 mujeres por cada 100.000 nacidos vivos, en su mayoría por hemorragias, problemas de tensión, anemia, infecciones posparto y abortos en condiciones no seguras. Save the Children cifra en 350.000 el número de mujeres que cada año mueren durante el parto o el embarazo y Medicusmundi asciende a alrededor de 500.000 las mujeres que fallecen en el mundo por causas relacionadas con la maternidad, el 13% por abortos realizados en malas condiciones. Los menores fallecidos antes de cumplir cinco años superan los ocho millones. «Invertir en formación sanitaria para mujeres -estima- reduciría drásticamente la cifra».

Raúl Aguado y Félix Fuentenebro, de Medicusmundi, matizan: «Aunque se pongan en marcha iniciativas de maternidad sin riesgo, de control del cáncer de cérvix u otras relacionadas, el éxito será escaso o limitado si no se acompaña de políticas de igualdad». Decía Virginia Wolf que para hacer novelas la mujer necesitaba dinero y una habitación propia; una premisa totalmente aplicable a cualquier otra esfera de la vida, destacan ambos.

Mujeres con discapacidad

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha elaborado un manifiesto con el lema «Mujeres con Discapacidad y Voluntariado».
La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) apoya este texto, ya que considera que el voluntariado «plasma la práctica de valores como la solidaridad y la no discriminación». «El voluntariado social que llevan a cabo las mujeres con discapacidad constituye un importante e irrenunciable agente de cambio social», asevera. En su opinión, supone un compromiso con la plena inclusión social y no discriminación de las mujeres y niñas con discapacidad.

COCEMFE reclama apoyo para el voluntariado de mujeres con discapacidad y FEAPS pide que se les deje de ver como eternas niñas

COCEMFE reclama apoyo efectivo para el voluntariado social de mujeres con discapacidad, para que se involucren más en estas actividades y logren una participación plena en la sociedad. Pide que no se confundan con acciones de voluntariado las actividades asistenciales de cuidado de personas en situación de dependencia, reclama mecanismos y estructuras que inciten al voluntariado activo entre las mujeres con discapacidad y la perspectiva de la discapacidad aplicada al género en la nueva Estrategia Estatal de Voluntariado 2010-2014.

Desde FEAPS se defiende a las mujeres con discapacidad intelectual, a quienes, asegura, «se les niega la condición de tales, con todo lo que ello implica». Reivindica su derecho a tener una vida afectiva y sexual plena, «como la de cualquier otra mujer», y a que no se les vea como «eternas niñas, sin derecho a crecer y madurar». Tienen el mismo derecho a gustarse, a quererse, a verse, a emocionarse y a vivirse, reclama.

En España, por segundo año consecutivo, se desarrolla la campaña «Tu Voz Cuenta», en esta ocasión con el lema «Con mujeres es justicia». Esta iniciativa subraya la labor de las mujeres a favor de la libertad y la igualdad, «un componente clave de todos los movimientos sociales para la transformación y la justicia social». Ellas son quienes más luchan por acabar con las desigualdades entre mujeres y hombres y, por ello, se reconoce su tarea en este ámbito. La campaña está respaldada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, la Secretaría de Estado de Igualdad, ONU Mujeres en España, la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, las ONGD ACSUR, AIETI, ACCNE, Entrepueblos, ICID, IEPALA, PBI, Solidaridad Internacional y las entidades que integran la Plataforma 2015 y más, además de la Red Activas.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones