Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Restablecer lazos familiares

El servicio de búsqueda de Cruz Roja permite poner en contacto a familias separadas por conflictos bélicos, migraciones o crisis humanas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 22 febrero de 2008
img_cruzroja4

Desastres naturales, conflictos bélicos, migraciones o crisis humanas pueden hacer perder el contacto con los seres queridos y dificultar el reencuentro. El conflicto en Darfur, el huracán Katrina o el tsunami de Indonesia son algunos ejemplos. Para estos casos, el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) cuenta con un servicio de restablecimiento de lazos familiares. En marcha desde 1870, este programa se encarga de restablecer la comunicación entre los miembros de familias separadas.

El Servicio de Búsquedas de Cruz Roja se puso en marcha en 1870, durante la guerra franco-prusiana, para establecer contacto entre las personas heridas y sus familias. Su finalidad era atender a las victimas de ambos bandos, que podían enviar y recibir cartas de sus seres queridos. Conflictos posteriores, como la I y la II Guerra Mundial, justificaron su continuación hasta llegar al momento actual, en el que se ha convertido en un servicio imprescindible para recabar información sobre personas desplazadas, refugiadas, detenidas o desaparecidas, a las que organiza el reencuentro con su familia.

Recaba información de personas desplazadas, refugiadas, detenidas o desaparecidas

Cada año, miles de personas se benefician de este programa. De hecho, se recurrió a él para poner en contacto a los miembros de la tripulación española detenida en Chad como consecuencia de la acusación de secuestro contra varios cooperantes de la ONG francesa El Arca de Zoé. Un equipo del CICR les visitó para recoger los mensajes que, más tarde, se enviaron a la sede central de Cruz Roja Española en Madrid, desde donde se hicieron llegar a las familias. El mismo sistema se puso a disposición de las familias para que pudieran contestar.

La transmisión de mensajes se realiza entre personas que están separadas, en países donde la comunicación no se puede establecer a través del correo normal. Además, cuando es posible, se llevan a cabo programas de reagrupación familiar, en beneficio de aquellas personas que carecen de medios económicos o desconocen los requisitos administrativos para este tipo de procesos.

En total, en 2006 se tramitaron en España 609 búsquedas, frente a las 492 de 2005, y se enviaron 38 mensajes -72 el año anterior-. Según explica Carlos Chana, responsable del programa de Infancia, Búsquedas y Servicio social internacional de Cruz Roja, el objetivo es "irse adaptando a las nuevas realidades" para atender todas las necesidades. Así, se trabaja fundamentalmente con personas desplazadas por conflictos bélicos o catástrofes humanas, pero también se resuelven las peticiones de quienes buscan a emigrantes y se expiden certificados de nacimiento o tarjetas de viaje para poder salir del país "cuando se han agotado otras vías", precisa Chana.

Procedimiento

El servicio de búsquedas de Cruz Roja se coordina desde la agencia central en Ginebra, que colabora estrechamente con las delegaciones territoriales distribuidas por todo el mundo. El trabajo se centra en cuatro tareas: búsqueda de personas, transmisión de noticias, reagrupamiento familiar y obtención de datos e informes sobre una persona concreta. Para que este proceso se inicie, es necesario que un familiar lo solicite -mediante uno de los impresos de solicitud homologados por el CICR- y que la persona que se busca acepte el contacto.

Es necesario contar con un mínimo de datos para iniciar el proceso de búsqueda, que sigue un protocolo muy estricto

El procedimiento sigue un protocolo bastante estricto para respetar la ley de protección de datos del país de origen y garantizar la integridad de la persona que se busca, "ya que puede estar siendo víctima de una persecución. Hay que actuar con cuidadosa vigilancia respecto a los procedimientos", explica Chana.

Es necesario contar con un mínimo de información para iniciar el proceso de búsqueda. Estos datos son aportados por los familiares, por lo que cuanto más precisos sean, más posibilidades habrá de localizar a la persona en cuestión. Se puede informar acerca del domicilio, el entorno que frecuenta o el trabajo que desempeña. Claro que, cuando la región se encuentra inmersa en un conflicto bélico o es azotada por una catástrofe natural, la búsqueda se complica.

En todo el mundo, el CICR cuenta con un total de 173 servicios de búsqueda, que atienden la demanda de cientos de miles de personas cada año. Se trata de una importante herramienta de búsqueda, sobre todo, para aquellas personas que viven en lugares alejados, no tienen acceso a recursos similares o son víctimas de conflictos y crisis.

Servicio Social Internacional

La sede de Cruz Roja en España ostenta la corresponsalía del Servicio Social Internacional, cuya misión es establecer comunicación entre servicios sociales y administraciones de Justicia de diferentes países. Especialmente, atiende situaciones de desprotección infantil, cuando se producen disputas entre los progenitores, “agravadas por la circunstancia de encontrarse en países diferentes”. En 2006, este servicio atendió en España 1.016 demandas, mientras que en 2005 fueron 1.101.

Se pone en contacto a personas que buscan a su familia biológica en España y a descendientes de españoles que emigraron

Otra parte importante de la labor de este servicio es la búsqueda de familias biológicas. “Algunas mujeres nórdicas que viajaron a España en los años 60 y 70 regresaron a sus países de origen embarazadas y, años después, cuando los niños son adultos, inician el trámite por conocer a su familia”, precisa Chana. También se pone en contacto a descendientes de españoles que emigraron a América y a aquellos que marcharon a Francia, Bélgica o Alemania y, al retornar a nuestro país, dejaron allí familia. Se calcula que el 80% de los casos gestionados en el Servicio Social Internacional tienen un resultado positivo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones