Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Solidaridad > Proyectos y campañas

Reto por los niños sirios

UNICEF activa una campaña para recaudar fondos en favor de cuatro millones de niños sirios afectados por el conflicto en el país

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 28 junio de 2013

Más de cuatro millones de pequeños están afectados por el conflicto en Siria. Desde hace dos años, se enfrentan a una de las crisis mundiales más graves, cuyas consecuencias se traducen en miles de refugiados, otros tantos fallecidos y un sinfín de vidas marcadas por heridas invisibles a los ojos, pero no a la memoria. UNICEF Comité País Vasco ha puesto en marcha una campaña que pretende recaudar 20.000 euros. Rostros famosos y anónimos se han sumado a esta campaña, que se puede apoyar mediante el envío de un SMS con la palabra UNICEF al 28028 (hasta el 30 de junio) o a través de la web meayudas.unicef.org/retosiria (hasta el 31 de julio). El reto se mantiene activo.

Imagen: UNICEF

Más de dos millones de refugiados sirios

El conflicto en Siria tiene rostro. El de cientos de personas que cada día ven destruido su hogar, su escuela, su vida… Se calcula que el número de refugiados sobrepasará los dos millones en las próximas semanas y la mitad podrían ser niños.

“Cuanto más dure el conflicto en Siria, más difícil será curar las heridas”, asegura UNICEF

Los ataques en el país comenzaron hace dos años, un periodo prolongado en el que los choques se han avivado desde el aire, aunque las consecuencias se han pagado en tierra firme. Miles de personas se han visto obligadas a huir de sus casas ante el temor de ser víctimas del fuego cruzado. La vulnerabilidad y la búsqueda de protección les han empujado a países vecinos, mientras en el suyo se vive una de las crisis más graves.

UNICEF Comité País Vasco asegura que “cuanto más dure el conflicto, más difícil será curar las heridas”. Sin embargo, el final aún se desconoce, el futuro es incierto y millones de pequeños son desde hace dos años testigos de la violencia, los bombardeos, la destrucción de escuelas y, en definitiva, de su presente y probablemente de su futuro. “En las ciudades donde el conflicto ha sido más intenso, algunos niños ya han perdido casi dos años de escolaridad”, señala UNICEF.

Una quinta parte de las escuelas del país han sufrido daños (al menos 2.400) o se han convertido en refugio de personas desplazadas (más de 1.500). En ocasiones, estos centros son blanco de los ataques y “muchos padres son reacios a enviar a sus hijos, debido a que temen por su seguridad”. “Es una de las crisis más graves que afrontan hoy los niños y niñas en el mundo”, recuerda UNICEF.

Campaña de ayuda a los niños sirios

UNICEF Comité País Vasco desarrolla una campaña en favor de la infancia siria. Pretende recaudar 20.000 euros para afrontar el agravamiento de las condiciones en verano debido “al aumento de las temperaturas, la escasez de agua y el empeoramiento de la situación sanitaria”. Solo una tercera parte de la población que tenía acceso a agua potable antes de la crisis cuenta en la actualidad con este recurso, lo que aumenta la probabilidad de que los pequeños padezcan diarrea u otras enfermedades. A la vez, muchas de las personas desplazadas viven hacinadas en refugios, según explica la entidad, “con acceso insuficiente a servicios sanitarios y duchas”, mientras que los sistemas de alcantarillado están dañados o colapsados.

“Los niños y niñas sirios son víctimas inocentes del horror de un conflicto que no han creado”, recalca UNICEF. Por ello pide la colaboración ciudadana a través de dos vías:

  1. Mediante el envío de un SMS con la palabra UNICEF al 28028.

  2. Con una donación a través de la web Meayudas.unicef.es/retosiria.

Los fondos se destinarán a los programas de ayuda a la población infantil siria, tanto en el país como en las regiones limítrofes. Desde principios de 2013, señala la organización, UNICEF ha proporcionado acceso a agua potable a más de 10 millones de personas en Siria, ha vacunado a 1,6 millones de niños contra el sarampión, ha proporcionado apoyo psicosocial a 259.000 menores y ha matriculado a otros 221.000 en programas de aprendizaje temporal. “Si UNICEF no recibe los fondos suficientes por parte de los donantes para atender a los niños y niñas sirios, tendrá que suspender programas que proporcionan asistencia vital para sus vidas”, advierte.

Huir para salvar la vida

Cuando huyen de sus casas, los ciudadanos sirios acuden con frecuencia a países vecinos como Jordania y Líbano. Allí buscan cobijo en campos de refugiados o en áreas urbanas, mientras tratan de reponerse a los traumas debidos al conflicto. Muchos ni siquiera están registrados, por lo que no tienen acceso a asistencia básica y sus posibilidades de lograr un empleo también son escasas.

Las personas refugiadas permanecen en comunidades de acogida, escuelas, asentamientos informales compuestos por tiendas de campaña o campos de refugiados que se quedan pequeños, pese a que están diseñados para acoger a miles de personas. El campo de Domiz (Irak), con capacidad para 25.000 personas, acoge ya al doble. “Otras familias comparten pequeños apartamentos o viven en asentamientos improvisados que carecen de acceso a agua potable, servicios sanitarios básicos y recogida de residuos”, detalla UNICEF.

En el caso de los niños, cuando no pierden a sus padres, se desplazan con ellos en busca de refugio, alejados de “disparos, explosiones y armas”. Otras veces huyen solos en un viaje plagado de incertidumbres, en ocasiones, incluso sin alimentos ni agua. Por ello se pide apoyo y colaboración. UNICEF anima a hacer una donación en favor de millones de pequeños que viven rodeados de violencia, sin visos de un final cercano y privados de un derecho elemental: el derecho a ser niño.

Reto Infancia Siria

La campaña de UNICEF Reto Infancia Siria permanece activa hasta el 30 de junio para la recepción de mensajes y hasta el 31 de julio, para las donaciones. El coste del mensaje para usuarios de Movistar, Vodafone y Orange es de 1,20 euros. Esta cantidad se destina íntegra a UNICEF. Para el resto de compañías, se fija un importe máximo de 1,45 euros, aunque la contribución máxima a UNICEF es también de 1,20 euros.

Tanto las donaciones como la recaudación se publican en la página web de la campaña para que los donantes vean reflejada su aportación y conozcan su alcance. También es posible colaborar con la difusión de esta iniciativa a través de redes sociales como Facebook, Twitter o Tuenti.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones