Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

De Google a las estrellas

Google usa las imágenes de un gran telescopio para ofrecer en Internet los mapas de planetas como Marte y satélites como la Luna

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 13 febrero de 2007

El
proyecto ‘Large Synoptic Survey Telescope’ (LSST) es una
cámara-telescopio de tres billones (con ‘b’) de píxeles
y 8.3 metros de largo que se está construyendo en la cima del
Cerro Pachón, en Chile, donde se encuentra el gran
Observatorio Astronómico Interamericano. Está siendo
diseñado para generar 30 Terabytes (treinta mil ‘gigas’) de
imágenes del cielo cada noche. Cuando lo terminen, será
uno de los telescopios más potentes del planeta. Google está
trabajando en un sistema que procese, analice y organice la ingente
cantidad de datos para crear un mapa animado donde los científicos
y aficionados podrán seguir los acontecimientos estelares en
tiempo real.

El proyecto LSST y Google quieren llevar el universo en tiempo real a cualquier casa con un punto de acceso a Internet

Como
dijo Carl Sagan, el tamaño y la edad del Cosmos superan la
comprensión humana. El problema, según el equipo
de Cerro Pachón, ya no son tanto las carencias tecnológicas
como el relativo desajuste temporal: las cosas del espacio van
despacio. La evolución del universo es tan lenta que resulta
muy difícil seguir su curso directamente.

Las
relaciones entre objetos y las consecuencias y predicciones que se
deducen de esas relaciones requieren demasiado tiempo de observación
antes de hacerse evidentes al ojo humano. Sin embargo, hay millones
de pequeños acontecimientos relevantes que también
tienen lugar.

Telescopios para ‘mapear’ el cielo

Esos
acontecimientos requieren mucho detalle. La mayoría de los
telescopios superan al ojo humano más de un millón de
veces y están diseñados
para observar una minúscula parte del universo. Pero, como no
se sabe en qué pequeña parte del universo está
la acción en cada momento y no se puede poner un
supertelescopio a estudiarlos todos, los mapas del cielo se realizan
con telescopios más pequeños y más baratos.

Los
telescopios superpotentes están reservados a los especialistas
y los mapas hechos con telescopios pequeños carecen de
precisión. Aunque la astronomía es probablemente la
ciencia más antigua que tiene la humanidad, el aficionado ‘de
a pie’ tiene un acceso más bien pobre a sus grandes logros y
descubrimientos.

El
proyecto LSST y Google quieren llevar el universo en tiempo real a
cualquier casa con un punto de acceso a Internet. El nuevo telescopio
promete resolver el problema abarcando el cielo por entero y
produciendo mapas detallados de manera continua.

Parte
del proyecto consiste en liberar ese mapa en tiempo real para que
todo el mundo sea testigo de los acontecimientos del espacio. “La
misión de Google”, ha explicado William Coughran,
videpresidente del departamento de ingeniería de Google, “es
coger esa información y hacerla accesible y comprensible para
todo el mundo”.

Parafraseando
al gran autor de ciencia ficción Phillip K. Dick, “veremos
atacar naves en llamas más allá de Orión y
rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser”.
Lo malo es que habrá que esperar al 2013.

Google Moon y Google Mars

Ésta
no es la primera incursión del rey de los buscadores en el
espacio. Hace poco más de un año, Google abrió
un laboratorio en el Centro de Investigación Ames (NASA) con
la intención de construir un interfaz de búsqueda y un
sistema de interacción que ayudara a los usuarios de la Red a
aprovechar la inmensa cantidad de información recogida por la
agencia cada año.

Sus
frutos han sido Google Moon y
Google Mars, dos proyectos
que han cambiado mucho la personalidad de la Red. La compañía
y la agencia formalizaron su relación firmando ‘The Space
Agreement Act’ el pasado diciembre. “El
acuerdo”, explicó Michael Griffin, administración
de la agencia aeroespacial, “permitirá a cualquier
americano hacer un viaje virtual por la superficie de la luna o
visitar los cañones de Marte”.


Google
Moon es una extensión de Google Earth y Google Maps que fue
presentada en julio de 2005 para conmemorar el alunizaje de
Armstrong, Aldrin y Collins con el Apolo XI el 20 de julio de 1960.
El programa está diseñado para que se pueda recorrer la
superficie lunar desde el navegador, y combina imágenes de la
Nasa con el conocido interfaz de Google Maps, que sirve como guía
visual para localizar sus accidentes geográficos y sus
localizaciones históricas. Por desgracia, un uso excesivo del
zoom devuelve la superficie de un simpático queso suizo. un
chiste que habría hecho las delicias de don Ramón Gómez
de la Serna.

El programa está diseñado para que se pueda recorrer la superficie lunar desde el navegador

Google
Mars se creó tres meses más tarde para conmemorar el
primer mapa conocido del planeta rojo, realizado por Percival Lowell
en 1895 como resultado de muchas horas pegado al telescopio. El
servicio ofrece un recorrido similar al de Google Moon, con una capa
que muestra las elevaciones, otra que despliega información
recogida con infrarojos y zonas de alta resolución, marcadas
con un tono dorado. Todas las imágenes fueron recogidas por la
NASA en sus dos misiones a Marte: Mars Global Surveyor y Mars
Odyssey.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones