Entrevista

Jerónimo Palacios, consultor y blogger

Nos hemos convertido en consumidores compulsivos de contenidos digitales
Por José Antonio Gelado 23 de abril de 2009
Img jero
Imagen: José Antonio Gelado

A sus 25 años, la carrera profesional de Jerónimo Palacios sorprende por su nivel académico y su actividad empresarial. Con estudios de ingeniería industrial y telecomunicaciones, es músico de conservatorio y posee un máster en administración de empresas, además de estar certificado como consultor. Ha lanzado varios proyectos, ha codirigido un portal de información sobre productos tecnológicos y es blogger y podcaster reconocido. Su más reciente proyecto es un ordenador de salón, el H2box, que pretende dotar al televisor de numerosas funciones multimedia, en la línea de los media center pero a bajo precio y personalizable por el usuario. CONSUMER EROSKI le ha entrevistado.

Con 25 años ha creado tres empresas y con 20 vendió la primera. Es usted sobre todo un emprendedor

“El nivel tecnológico de las empresas españolas, si tuviéramos que calificarlo del uno al diez, sería inferior a dos”
Ahora todo el mundo es emprendedor y además emprendedor 2.0, que mola más… Hablando en serio, no me gusta ponerme una etiqueta. Soy lo que la gente cercana, amigos y compañeros de trabajo, consideran que soy. Para unos soy consultor, para otros soy amigo y para otros soy emprendedor. Si el hecho de haber creado empresas y haberlas vendido se considera propio del emprendedor, pues sí soy emprendedor.

¿Es posible ser emprendedor en España en estos tiempos?

“No vale con crear un blog y ponerte como emprendedor y CEO de uno mismo”

Sí, ¿por qué no? Siempre que consideremos que es propio de un emprendedor crear un proyecto, lanzarlo y seguirlo. La palabra emprendedor está hoy muy devaluada, no vale con crear un blog y ponerte como emprendedor y CEO [chief executive officer] de uno mismo. Es como si yo dijera que soy el CEO de JerónimoPalacios.com, soy mi propio CEO y mi consejera delegada es quien toma las decisiones importantes…

Es posible ser emprendedor hoy en día y sobre todo emprendedor tecnológico. Hay un gran mercado y hay un gran espacio de negocio dentro de lo que es la tecnología, porque aunque pensemos que todo está inventado, al menos para los que nos movemos en estos ámbitos, aunque traigamos modelos de Estados Unidos, aunque los importemos y consigamos financiación y los lancemos a la cumbre y los llamemos “tuentis” e “idealistas”, hay otro nicho de mercado que es llegar a la gente, a los autónomos, las pequeñas e incluso medianas y grandes empresas que no saben de tecnología; ahí hay un gran nicho de negocio. Simplemente consiste en saber llegar a tu mercado o a la gente a la que tienes que ayudar.

¿Qué cree que les falta a las empresas españolas por hacer en Internet o en el campo de la tecnología?

“Hay otro nicho de mercado que es llegar a las empresas pequeñas y medianas que no saben de tecnología”

De todo. El nivel tecnológico de las empresas españolas, si tuviéramos que calificarlo del uno al diez, sería inferior a dos. Para las empresas de este país la tecnología consiste en tener una página web y punto. Y ya sabemos que esto no es así. Tener una página web se ha demostrado que no sirve para nada. Hubo un tiempo, que además es una lacra que arrastramos desde los tiempos de la burbuja digital, donde se decía que tienes que tener una página web y tienes que estar en Internet. ¿Para qué tengo que estar en Internet?

Hay muchas empresas que se dedican a seguir haciendo páginas web para otras empresas “porque tienes que estar en Internet”. Pero ¿qué ventaja me aporta a mí estar en Internet? Si tienes una pyme y contratas a una empresa que te hace una web por 500, 600 ó 1.000 euros y te pone en Internet una página web estática y “cutre” generas un impacto más negativo que positivo.

Como ejemplo, el otro día estaba hablando con unos amigos que habían puesto una página de su bar en Internet y les dije: “¿Qué queréis conseguir con ello?”. No hay que tener un plan de marketing o estratégico, pero sí tienes que saber cuál es el objetivo de esa acción que realizas en Internet.

¿Cuál es la diferencia entre la experiencia de trabajar en una empresa ajena y la de montar un proyecto propio?

“La principal ventaja de ser emprendedor, crear tu propia empresa y llevar adelante tu propio negocio es que tú decides; la principal desventaja es que lo haces solo”

La principal diferencia es que en tu propio proyecto tú eres el rey. La pregunta es:”¿quieres ser rey o rico?” Es la tesitura en la que se pone un emprendedor cuando decide si quiere gobernar su propio proyecto o si quiere ganar mucho dinero. La principal ventaja de ser emprendedor y crear tu propia empresa y llevar adelante tu propio negocio es que tú decides. La principal desventaja es que tú decides y te ves solo.

Además de empresas, usted ha puesto en marcha proyectos editoriales. ¿Es todavía posible lanzar un medio de éxito on line?

“Hoy en día se publican contenidos como churros; de una nota de prensa de tres líneas se genera un artículo de cuatro párrafos”

Supongo que te refieres a Referenta [un portal de productos tecnológicos de gran calidad e influencia que por problemas empresariales duró unos pocos meses]. Sí, es posible pero requiere esfuerzo y tiempo, y esas dos variables se traducen en dinero. El problema es que cuando empiezas a “quemar dinero” tienes que dar resultados, y sobre todo cuando tienes a unos inversores detrás. Para un inversor un proyecto es un instrumento financiero, como el depósito del banco.

En cuanto a los contenidos, antes de nada tengo que decir que no soy periodista, pero me gusta escribir. Y creo que sí que hay hueco para los contenidos de prescripción. Hoy en día se publican contenidos como churros, de una nota de prensa de tres líneas se genera un artículo de cuatro párrafos, pero eso no me vale. Prefiero que me des menos pero que cuando lea un artículo tuyo me quede con la sensación de que es increíble lo que me ha aportado. Nos hemos convertido en consumidores compulsivos de contenidos. Dicen que Internet te hace perder el hábito de la lectura, y eso es falso. Yo leo mucho más en Internet de lo que leía antes en papel, pero hay muchos contenidos que no me aportan nada y hay gente que no tiene ni idea de escribir y seguir un hilo argumental.

Su último proyecto no tiene nada que ver con lo anterior y es un producto de consumo. ¿Se podría definir como un ordenador de salón?

“El futuro de la televisión es ver lo que queremos y cuando queremos sin tener que pagar un dineral”

Sí, pero lo que queremos es que no sea un ordenador, sino un electrodoméstico más. Queremos cambiar la forma en que la gente se relaciona con su televisor. Las familias viven en el salón y alrededor de la tele, y hemos visto que hay un hueco para crear un electrodoméstico que haga una televisión más inteligente y que sea más relevante. La televisión, salvando las distancias, si la comparamos con Internet es muy 1.0. Alguien emite y tú te tragas lo que ofrece la televisión.

Lo que buscamos, y lo que nos ha dado Internet pese a las amenazas de las leyes de tres avisos, es la posibilidad de televisión a la carta, es ver lo que queremos cuando queremos sin tener que pagar un dineral. Mohebox es la marca detrás del H2box, nuestro modelo de televisor inteligente, y lo que estamos desarrollando es un electrodoméstico que en realidad es un ordenador estándar, creado con software libre, y que lo enchufas y cambia la manera de ver la televisión.

Selecciona todas las películas que tú tengas en la red (local), te las clasifica, pone carátulas, sinopsis, valoraciones, conexión con IMDB y te organiza toda tu videoteca. Lo mismo con la música y las series.

“En España se venden cada día más televisiones de alta definición, pero todavía no hay suficientes contenidos”

También vendemos la experiencia de usuario y el diseño del entorno gráfico frente a la experiencia de la tele. El hecho de hacer los menús de la televisión bonitos es un punto a favor frente a los menús horribles de la TDT, los DVD y los discos multimedia. Otro aspecto es llevar la alta definición de forma sencilla al salón y de verdad, que en España se venden cada día más televisiones de alta definición y no hay contenidos salvo Canal + HD, que vale un dineral, y TVE, que aún está haciendo pruebas. Cuando ves una película, aunque sea antigua, en alta definición tu vida cambia. Y eso es lo que queremos con este electrodoméstico, que además posibilitará descargar contenidos de BitTorrent y consultarlos desde el trabajo, etc. Se trata de cambiar la relación del usuario con su televisor.

¿No hay ya mucha competencia en ese campo con los discos duros multimedia y otros equipos?

“Cualquiera podrá también montarse su propio H2box en un ordenador de su casa, con posibilidad de ampliar o cambiar piezas “

Sí, es un mercado con mucha competencia, pero creemos que tenemos hueco porque vendemos algo distinto. Por ejemplo los discos duros multimedia reproducen muchos formatos pero no .MKV, que es un estándar en alta definición como en su momento fue el .AVI; luego los hay que reproducen .MKV pero no se conectan a la Red. Es decir, no hay un producto que te lo dé todo completo, y como todo es tan cerrado no puedes hacer nada.

Hemos tomado un hardware estándar, le hemos instalado Linux y todo es totalmente abierto; cualquiera podrá también montarse su propio H2box en un ordenador de su casa, con posibilidad de ampliar o cambiar piezas, como añadir lector de Blu-Ray. La idea es que sea lo más sencillo y abierto posible. Creo que hay mercado, porque hay otros usuarios como yo que quieren un producto similar y ven que si se lo montan por su cuenta podría salirles por 300 euros, y un modelo similar yaa hecho cuesta 600 euros o más. Un ordenador de salón que reúna estas características es caro. Es algo similar a lo que pasó con los netbooks o miniportátiles, que cuando se comercializaron tenían un precio muy alto y Asus diseñó un modelo en torno a 300 euros.