Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

Los 5 mitos más extendidos sobre Internet

Hay que tener cuidado con no caer en estas mentiras tan difundidas acerca de la Red

La llegada de Internet es una de las transformaciones más potentes y disruptivas en nuestras vidas. Utilizamos la Red a diario, ya sea en el trabajo, para realizar nuestras compras por móvil o hasta para encontrar el amor. Pero, al igual que en otros ámbitos, como la salud, la ciencia o la economía, el mundo tecnológico también se ve afectado por los bulos. El problema es que estas falsas creencias se difunden muy rápido y no se contrastan, por lo que muchas personas acaban tomándolas como verdades absolutas. Aún hay mucha desinformación sobre esta tecnología que debemos evitar creer. ¿Cuáles son las peores mentiras sobre Internet? Estas son las cinco que más se escuchan.

1. El wifi provoca cáncer

La tecnología wifi posibilita que podamos conectarnos a la Red de forma inalámbrica, por lo que estamos expuestos a redes wifi prácticamente en todo momento. Pero ¿resulta esto perjudicial para nuestra salud?

Durante algún tiempo muchas personas han defendido que sí, asegurando que la radiación wifi podía llegar a causar hasta cáncer, algo que resulta por completo falso. Y es que precisamente esta tecnología emplea la radiación electrónica con menos energía, es decir, las ondas de radio y microondas, que no tiene efectos nocivos para la salud. Ese no es el caso de otros tipos de radiación como la ionizante, que no está presente en la tecnología wifi.

2. Utilizar el modo incógnito protege de cualquier peligro

Una práctica muy común al navegar por Internet es emplear el "modo incógnito", una opción con la que muchos usuarios creen estar protegidos contra todo tipo de amenaza virtual, además de mantener oculta la información personal. Sin embargo, nada más lejos de la realidad.

El "modo incógnito" resulta útil para evitar que las webs que un internauta visita queden registradas en el historial de búsquedas. No obstante, no se garantiza que la información del usuario no sea visible para los sites visitados o el proveedor de servicios de Internet, entre otros.

3. Los ordenadores Mac no tienen virus

Sin duda, la ciberseguridad es la parcela más afectada por los bulos. Otro de los más repetidos afecta a los equipos fabricados por Apple. Y es que muchas personas creen que, a diferencia de un PC con Windows, una computadora Macintosh (Mac), no puede verse afectada por un virus, pero no es así.

A pesar de que son dispositivos mejor blindados a la intervención externa y a la instalación de aplicaciones no verificadas, sí existen malwares para atacar estos sistemas. Incluso hay virus creados para Windows que pueden llegar a un Mac a través de la descarga de un archivo o de su envío mediante un correo electrónico, entre otros canales.

4. Todos los hackers son delincuentes

Otro mito muy común tiene que ver con los hackers, una figura con una concepción social muy desvirtuada en la actualidad. Y es que, a diferencia de lo que se cree, un hacker no es por definición un delincuente virtual, sino una persona con grandes conocimientos informáticos.

Como todo en la vida, el bien o el mal dependen del uso y la intención de las personas. Y eso es precisamente lo que sucede con los hackers, que pueden utilizar sus conocimientos informáticos de dos formas: para velar por la seguridad de instituciones o empresas, una profesión muy necesaria y valorada, o para dañar otros equipos informáticos, en cuyo caso sí hay acto delictivo.

5. Somos muy insignificantes para ser hackeados

Y, por último, una creencia muy asentada tiene que ver con nuestra privacidad. Pensamos que los hackers nunca nos van a afectar, porque somos usuarios de a pie con datos de poco valor o escaso dinero en la cuenta, a diferencia de personajes famosos o grandes empresas.

Sin embargo, nuestros datos sí resultan muy jugosos para los ciberdelincuentes, que ven muchas posibilidades en conocer nuestros hábitos para comercializar esa información con fines comerciales. Además, también corremos el riesgo de sufrir un robo de identidad, una práctica mediante la cual los hackers pueden cometer delitos y estafas utilizando nuestro nombre, correo electrónico o fotografía. En definitiva, todos podemos ser víctimas de un ciberataque, por lo que no hay que confiarse ni ignorar la importancia de la ciberseguridad.

Etiquetas:

Internet mitos

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Conocimiento digital para tu desarrollo profesional

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones