Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Nuevas tecnologías > Internet y telecomunicaciones

NFC, las tarjetas del futuro

Esta tecnología es aplicable a campos como el pago desde el teléfono móvil o la identificación de un individuo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 26 agosto de 2008

Pagar el autobús al pasar el móvil por un lector, acceder a un
cajero automático sin necesidad de insertar una tarjeta o
comprar un refresco en una máquina sin llevar dinero en
metálico son algunas de las posibilidades que permite la
utilización de la tecnología Near Field Communication
(NFC), un nuevo sistema de validación por radiofrecuencia. Desde mayo de este año se realiza una prueba piloto en la localidad barcelonesa de Sitges en la que participan 1.500 clientes y 500 comercios.

Su alcance máximo es de unos 20 centímetros, por lo que solo sirve para validaciones de gran cercanía

Near Field Communication (NFC) es una tecnología de interconexión de dispositivos que empezó a desarrollarse en el año 2002, a través de un acuerdo entre las empresas Philips y Sony. La base de este acuerdo era desarrollar un sistema compatible con dos soluciones creadas por ambas empresas: Felica por parte de Sony y Mifare por parte de Philips. En la actualidad, más de medio centenar de empresas están involucradas en el desarrollo de NFC con experiencias piloto en multitud de países, entre ellos, España.

Esta tecnología opera en la frecuencia de 13,56 megahercios, una franja donde no es necesario disponer de una licencia administrativa para usarla. Su alcance máximo es de unos 20 centímetros, por lo que solo sirve para validaciones de gran cercanía. La comunicación entre dispositivos se realiza mediante el envío de una señal del dispositivo iniciador y una respuesta por parte del dispositivo de destino.

NFC no está pensada para utilizarse en una transmisión masiva de datos, como puede darse con las tecnologías wifi o Bluetooth. Solo sirve para el intercambio rápido de unos pocos bits de información, lo justo para que identifique y valide al usuario.

Los usos más comunes de esta tecnología son de pasarela para pequeños pagos, como el transporte urbano

Los usos más comunes de esta tecnología son de pasarela para pequeños pagos como el transporte urbano, el aparcamiento público o para acceder a información y determinados servicios. Es una tecnología muy sencilla de utilizar por parte de los usuarios, ya que tan solo hay que acercar la tarjeta o el dispositivo con el chip NFC integrado a un lector. Además, no requiere ninguna configuración previa ni pulsar ningún botón.

Implantación en los móviles

Japón es uno de los países donde la tecnología NFC se encuentra más implantada en la sociedad. Actualmente los japoneses utilizan tarjetas NFC para entrar al sistema de transporte del metro y en los trenes, así como para realizar pequeñas compras en las tiendas de las estaciones. Sin embargo, poco a poco este sistema de pago se extiende a otras áreas y centros comerciales.

Hace año y medio, la operadora de telefonía móvil DoCoMo lanzó el servicio DMCX Mini, que permite comprar desde un teléfono móvil que lleve incorporado un chip NFC. En algunas experiencias piloto, la integración del chip se realiza dentro de la tarjeta SIM del usuario. Los pagos realizados por éste se añaden a la factura mensual del teléfono.

La operadora de telefonía móvil DoCoMo lanzó hace año y medio un servicio que permite comprar desde el móvil

Nokia también trabaja desde hace varios años en la incorporación de NFC a sus terminales. A uno de sus primeros móviles, el modelo Nokia 3220, se le introdujo dentro de la carcasa un chip NFC, aunque otros modelos de la gama básica, como el Nokia 6212, ya cuentan con él de fábrica. Otros fabricantes como Motorola han anunciado que todos sus terminales dispondrán de un chip NFC. Se espera que más del 50% de los terminales móviles vendidos en 2009 incluyan esta tecnología.

La industria de la música tampoco es ajena a esta tecnología. Philips, Visa y Universal Music Francia trabajan en desarrollar un producto denominado "Smart Poster". Permitirá el pago de canciones desde cualquier lugar y dispositivo: desde un anuncio en una marquesina a una tienda de música. Después los usuarios podrán descargarse a través de Internet la canción comprada mediante este sistema.

La experiencia en Sitges

Desde el pasado 27 de mayo, en la localidad costera barcelonesa de Sitges funciona una prueba piloto de pago mediante tecnología NFC en los comercios del casco urbano. En este proyecto participan 500 tiendas y 1.500 clientes de La Caixa. La prueba consiste en adquirir de modo gratuito un móvil Samsung, adaptado para albergar una tarjeta NFC vinculada a la cuenta en la entidad bancaria del usuario y con el aval de la entidad crediticia VISA. El operador que participa en el experimento es Movistar. La prueba ha tenido por el momento relativo éxito, ya que el 60% de los usuarios que se prestaron a la experiencia han usado al menos una vez el sistema. Sin embargo, el pago medio en estos seis meses no ha superado los 30 euros por usuario.

En 2008 la empresa Mobipay,
en colaboración con el Indra, la Empresa Malagueña de
Transportes, Oberthur y Orange, inauguraron un sistema de
pago mediante el móvil
(vídeo). La
experiencia permitía tanto el pago del viaje como la validación
del usuario. El sistema no fructificó y, hoy en día, la empresa Mobilpay ha reconvertido su actividad a la consultoría tecnológica.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto